(+34) 692 681 063 -próximamente-
Oficinas:Madrid-Barcelona-Valencia-Sevilla-Gipuzkoa-Tenerife
contacto@acimutcomunal.info

CÓMO INTEGRARME A LA AGENDA CIUDADANA MUNICIPAL TRANSFORMADORA

31 de julio de 20190

Es importante comprender que las puertas están abiertas para todos, independientemente del sexo y la edad. Basta con ser residente del territorio para vinculares al acimut comunal. Hay opciones para jóvenes y mayores en los Consejos. Hombres y mujeres pueden integrarse a las Escuelas Alternativas Solidarias, las Asambleas Ciudadanas Libertarias y el Juicio Popular Soberano.

La Agenda Ciudadana Municipal Transformadora (ACIMUT) se rige por el principio democrático de participación real. Todas las decisiones del Comité de organización y cada Junta de gobierno municipal se rigen de acuerdo a los principios humanistas y los Estatutos. El órganos para debate y deliberación es la Asamblea y, la mayor expresión del conjunto de los integrantes está en los Congresos Extraordinarios donde se adoptan acuerdos con la mayor unanimidad posible.

Los miembros y colaboradores del acimut comunal disfrutan todos sin excepción de suficiente autonomía y libertad para que su sentir íntimo y particular, tanto como su autenticidad, sea una potencialidad que latente, encuentra el trampolín para proyectarse y trascender. Es el empoderamiento de los hombres y las mujeres del territorito la razón de ser de la presente herramienta que surge como alternativa al sistema actual. Se trata de un esquema simple, sencillo, ágil y flexible, dirigido a facilitar la armonía convivencial, tanto como el mundo saludable y creativo, pacífico y cooperativo, donde el afecto y el respeto se traduce en hermandad.

El acimut comunal deviene la familia del territorio, la unión y reunión de los seres humanos, individuos soberanos que3 se legitiman a sí mismos para obrar desde lo colectivo de manera organizada para que funcionen las relaciones e interacciones desde la comunicación eficaz y la confianza mutua. Por consiguiente, todos los residentes, desde su singular visión y peculiar misión, despliegan los dones naturales y las destrezas y habilidades que los caracterizan para enriquecer al conjunto de la comunidad. Por consiguiente, en cada uno de sus ejes estructurales mencionados donde se posicionan, exponer y defienden criterios y convicciones, protegiendo la propia dignidad y libre albedrio. Las opiniones de cada uno son válidas y, las propuestas, contribuyen a la mejora. Será en el contexto del respeto a la democracia participativa que el logro prevalecerá.

Partiendo de estas premisas es que resulta sencillo integrarse y encontrar el sitio que le funciona mejor a cada uno. El propósito es que nadie se quede excluido y que los tesoros internos y los atributos de cada ser humano sumen al conjunto de la comunidad que habita el territorio. La Agenda Ciudadana Municipal Transformadora (ACIMUT) ejerce de marco de referencia para que cada uno pinte con sus colores y las formas que elija, el lienzo, que disfrutamos todos. Por lo tanto, la tutela efectiva se ejerce desde el Comité de organización, además de la coordinación de cada eje para la acción directa en las Escuelas Alternativas Solidarias, las Asambleas Ciudadanas Libertarias y el Juicio Popular Soberano. así como en el Consejo de los jóvenes y el Consejo de los sabios, las voces quedan aseguradas, y, los actos, reflejados en los proyectos y campañas y eventos que vienen determinados por sus correspondientes Hojas de Ruta.

Miembros y colaboradores, puestos internos y cargos públicos, todos nos comprometemos al principio de ética y virtud, es decir, a la honestidad y el coraje para la transparencia y la creatividad que caracteriza la innovación social del acimut comunal. El Comité de organización tendrá acceso a la información relativa a las funciones y competencias que se desarrollan sin censurar o restringir la dinámica, excepto en los casos contrarios a los Estatutos. Por consiguiente, queda claro que la estructura organizativa de cada uno de los ejes mencionados, incluye actitudes y conducta alineada a los principios humanistas, sin embargo, deja al descubierto infinidad de opciones y posibilidades que asumen como atractivo desafío los habitantes del territorio con el anhelo de la mejora. Para ello se mantiene el libre acceso a la Oficina administrativa y el laboratorio de ideas.

Miembros y colaboradores, así como los puestos internos y los cargos públicos oficialmente nombrados, aceptamos el principio de de acción acción directa que se ejerce desde cualquiera de los ejes que sustentan el acimut comunal. Sin menos cabo de la lealtad al propio sentir y palpitar, pero con la disciplina y la perseverancia en los principios humanistas y la dinámica de la espiritualidad creativa de aplicación practica enfocada en la innovación social. De manera que las resoluciones y los acuerdos y las decisiones adoptados parten de la autenticidad y autonomía particular y, a su vez, se funden en la unanimidad de lo colectivo para asegurar la consciencia de unidad, el afecto y el respeto y la empatía que facilita la fraternidad.

El acimut comunal es la hermandad de quienes se esfuerzan a diario en el ambiente que propicia un mundo saludable y solidario, pacífico y cooperativo, donde el apoyo mutuo y la ayuda recíproca laten naturalmente desde cada órganos y cada eje de su estructura que viven y se relacionan desde la comunicación eficaz para que las relaciones e interacciones sean un reflejo de la sociedad que se mejora a sí misma sin interrupción.

La finalidad de nuestra actividad está plasmada en el propósito de CONVERGENCIA SOCIAL, y, por ello la estructura sostiene una organización social y política que se caracteriza por el vanguardismo y lo atípico de sus protocolos y acontecimientos, porque nos alejamos de los convencionalismos y la tradición que ha fomentado la competición y el egoísmo, la codicia y la violencia, la hipocresía y la mentira, la vanidad y, en definitiva, el embrutecimiento del alma humana que guarda la bondad y los tesoros del individuo.

Los habitantes del territorio comprometidos con su proyecto vital y la mejora de aquellos elementos que los rodean, disponen de una oportunidad para poner en practica su sentir desde la autonomía y la autenticidad, coordinando la unión y reunión desde la sinergia y la afinidad que guarda la simbiosis de los seres humanos. El desafío de la consecución de una versión mejorada es estimulante, y, se dan las condiciones para que los hombres y las mujeres participen activamente a distintos niveles y según su disposición de tiempo y energía.

La emancipación inicia en la confianza de uno mismo con sus propios atributos y, la generosidad suficiente para compartirlos y sumar al conjunto. La exploración y el replanteamiento de ideas y criterios y tendencias es una reflexión intransferible en la que el acimut comunal interviene. únicamente, para facilitar la introspección. La premisa es que emerja cada individuo desde la totalidad, y toda su potencialidad, para que el empoderamiento sea una realidad cotidiana.

En el acimut comunal se conforman todo tipo de relaciones colectivas y democráticas, la desmercantilización de los dones naturales y los talentos particulares que caracterizan a los individuos. La socialización de la producción y reproducción de lo común en las eco-aldeas facilitan la estabilidad y la equidad. Las comunidades naranja nacieron como proyecto «de hermandad» porque cuando dos hermanos pelean, es cuando se da la guerra en el mundo.

Desde as distintas plataformas abiertas es que se posibilitan las transformaciones para prevenir el globalismo totalitario y la dictadura digital que asfixia los movimientos de los seres humanos abocados a una red que los atrapa y no los suelta, convirtiéndose en ciberespacio en un «campo de concentración» y el acimut comunal en la nueva arca de Noé para la salvación.

La Agenda Ciudadana Municipal Transformadora (ACIMUT) entra en las instituciones del gobierno que rigen la vida del mundo porque sistema falla estrepitosamente al ser humano. Desde los cargos «de poder» nos involucramos para una gestión pública marcado por el amor y la verdad, y, desde la sensatez nos involucramos en la redistribución de una autoridad que se humaniza, al tiempo que recuperamos la pureza de la democracia.

El proyecto de «sociedad mejorada» exige la transgresión de aquellos errores que deben ser enmendados urgentemente, rectificando las fallas y corrigiendo los comportamientos de los organismo internacionales que atentan directamente contra la dignidad y el libre albedrío de los hombres y las mujeres. Se trata de una ruptura creativa, no violenta, necesaria, para reconducir la situación y diseñar otros mecanismos de gestión que se distancien del control y la vigilancia para la dominación y explotación que esclaviza a la población.

Entendemos el verdadero poder como la vibración de la energía vital que guarda el alma humana. La energía que emerge y se traslada a las comunidades naranja y trasciende para configurar el acimut comunal que se extiende por el territorio del planeta. Hombres y mujeres que se reconocen el la estructura establecida para diseñar la versión del mundo que palpita en sus almas, a través de las estructuras organizativas que posibilitan el desempeño de los principios humanistas, la ética y la virtud.

Una revisión de los servicios básicos fundamentales para el ser humano, supone cimentar condiciones distintas a las actuales, devolviendo la prioridad a los ciudadanos, en vez de seguir manteniendo la sumisión a las grandes corporaciones industriales y las multinacionales y entidades financieras de carácter supra-nacional. En favor del bienestar general es que aceptamos la aventura de levantar con firmeza el freno de mano. Así pues, aquellos hombres y mujeres que comprenden que ellos y ellas son ciudadanos ordinarios capaces de eventos extraordinarios, en su condición de líderes naturales, encuentran un sitio estratégico donde las afinidades establecen alianzas excepcionales para la finalidad última del bien común.

En vez de las prácticas de «la vieja guardia» que nos ha metido en este callejón oscuro, proponemos el principio del buen vivir y de lo comunitario para saltar el muro e iniciar el trayecto vital a plenitud de facultades. Entendemos que las relaciones comunitarias fortalecen las posibilidades del bienestar cuando están suscritas a los principios humanistas y dentro de un esquema ágil y flexible que lo posibilita. Eliminándose el conformismo y la dejadez, el abandono a la resignación y la frustración, de manera que el cansancio y el aburrimiento desaparecen cuando te activas desde el alma y canalizas tu potencialidad en los sitios que te empoderan para desarrollar una actividad decisiva.

Las competencias que otorga el acimut comunal a cada individuo soberano son inmensas y extensas, dado que el límite radica en la siguiente ley de obligado cumplimiento: nunca, jamás. bajo ningún concepto, herir o lastimar, dañar o perjudicar a un ser humano. Con esta simple y sencilla premisa es que se despliegan los done naturales y la autenticidad de cada hombre y mujer fluye en el territorio. Así de fácil resulta.

Creamos juntos un entorno asombroso y maravilloso donde la estabilidad de la vida cotidiana da origen a la amabilidad y el sentir agradable de una satisfacción que sucede gracias al propio aporte y desarrollo de actividades que suman al conjunto. Se abre paso al goce de experiencias que habían sido restringidas por la autoridad que abusa de su poder para separar y distanciar y promulgar decretos y destellos de rivalidad y enemistad.

Aspiramos a evitar la extinción de nuestra especie ante el inminente colapso del sistema actual. Construimos conjuntamente las bases sólidas para asentar a las nuevas generaciones en un devenir saludable creativo y pacífico donde el individuo soberano comparte lo mejor de sí mismo. También desde lo institucional y los cargos oficiales que establecen los vínculos con el gobierno central del país. Se trata de un modelo de desarrollo inclusivo, basado en la evolución altruista, la participación real y constante, la transparencia necesaria que facilita la visión del bosque, en vez de la limitada y reducida visión de árbol. Con semejante panorama es que abrimos las puertas del acimut comunal permitiendo que aquellos residentes del lugar que lo estimen oportuno, se integren y se impliquen en el desarrollo efectivo de los proyectos campañas y demás eventos que se celebran en sus municipios.

La página web y su formulario de contacto. cada Junta de gobierno municipal y la Oficina administrativa del acimut comunal. El Comité de organización de La Agenda Ciudadana Municipal Transformadora (ACIMUT) y su Coordinador como máximo representante. Todo está a disposición de los hombres y las mujeres que anhelan «un mundo mejor».

by Aldo

Fundador del acimut comunal. Coordinador de la agenda ciudadana municipal transformadora. Interlocutor para la divulgación de los principios humanistas y la ley natural. Armonía con la innovación social que garantiza la dignidad y libertad de los ciudadanos, así como la ética y la virtud suscrita en la gestión pública desde la administración local del territorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Hagamos de nuestra comunidad un lugar mejorcontacto@acimutcomunal.info

Municipales 2023 - España
Envía carta de motivación
De entre los habitantes
Memoria para elecciones

Tu opinión importa, todos somos de valor.