(+34) 692 681 063 -próximamente-
Oficinas:Madrid-Barcelona-Valencia-Sevilla-Gipuzkoa-Tenerife
contacto@acimutcomunal.info

CONFESIÓN EN VOZ ALTA

4 de marzo de 20220

«Me gusta la disciplina. Entiendo la jerarquía. Me desagrada la autoridad. Rechazo la obediencia. Disponer de un plan, trazar un calendario, cumplir hasta el final ¡es sensacional! La perseverancia convierte el hábito en arte. La organización de la vida, es más sencilla cuando se establecen prioridades, al detectarse los límites y las necesidades apremiantes, así como la relevancia del palpitar que nunca se subordina.

Rechazo la fuerza que se impone para mandar, abusando de un derecho que nadie puede atribuirse sin la autorización previa y el consentimiento de quien recibe la norma o la regla. En mi capacidad para ser y estar en el mundo, jamás habrá otro gobierno que no sea el propio. ¿Tiene sentido cumplir la voluntad de otro?

La armonía surge de la comprensión de la propia intimidad, y de su proyección. De la expresión de la energía que nos habita a cada uno. Es desde el trascender de la bondad del alma que sabe expandir amor y belleza, entonces será que los dones naturales y los talentos particulares brillarán en nuestra sociedad» – Aldo (fundador del acimut comunal).

DECÁLOGO DE QUIEN TRANSFORMA LA REALIDAD DEL MUNICIPIO

UNO.- Lograré lo que necesito, y, lo que quiere el Sistema, pasa a un segundo plano. Dado que en cualquier acontecimiento en el que participo, priorizo la humanidad, en vez de la ilusión del hechizo que miente.

DOS.- Conseguiré lo que se necesita en nuestra civilización, si me comprometo a ser parte esencial de la creación de oportunidades para la mejora, decidiendo actuar con autenticidad y acierto, en el único órgano posible para garantizar la convivencia armoniosa del lugar.

TRES.- Acepto el riesgo porque es la manera de aprender a ganar. Acepto la adversidad porque es la manera en que mi potencial se activa. Acepto la incertidumbre porque es la única manera de escribir un capítulo nuevo para la comunidad donde resido.

CUATRO.- Solo presumiré de aquellas cualidades que son innatas en cualquier ser humano, demostrando el vigor con el que pueden hacerse presentes y el rigor con el que los resultados, se van acomodando para estructurar movimientos que no dañan a los demás.

CINCO.- Entiendo que muchos ciudadanos clavan sus ojos en mi deambular, desconcertados o llenos de prejuicios. Algunos entusiasmados por mi elección. Sorprendidos por la posibilidad que se contagia, como oportunidad real para unos y otros, que van sumándose a la marcha electoral.

SEIS.- Me he fijado un plan existencial que defiendo. Un proyecto vital que protejo. Porque anhelo una existencia humana a plenitud de facultades. Mi vida da comienzo en el ayuntamiento de mi población. Mi familia son todos los ciudadanos que habitan el municipio.

SIETE.- Mi decisión es legítima. Existe como opción soberana del ser humano que asume la responsabilidad de su vida. Mi actividad está en sintonía con mis destrezas y habilidades, pero sobre todo, se sincroniza con las demás almas y la sinergia que requiere la situación de la decisiva década en la que estamos.

OCHO.- La intervención en el devenir de la historia, es el acontecer que protagonizo. Me llena de satisfacción. Dota de significado a mi proceder cotidiano. Pero en el mismo instante en que detecto que algo interfiere o falta honestidad y autenticidad, simplemente me detengo. Medito y me reafirmo o rectifico, para enderezar el rumbo y el ritmo.

NUEVE.- Si inicio propuestas y mociones, contactos sociales y relaciones para alianzas estratégicas, y, luego, no resultan. No me deprimo. No renuncio. Sigo vibrando en mi compromiso, desde otra perspectiva más creativa. Desplegando lo mejor que hay en mi ser que se exhibe sin avergonzarse, en favor de la innovación social.

DIEZ.- Me acuesto con la consciencia tranquila. Me levanto con el alma encendida de vida. Desempeño mi tarea pública desde la ética y los principios humanistas. Esto equivale a la evidencia de que soy precursor de la sociedad mejorada que se organiza desde abajo y hacia arriba. Me siento parte del logro. Seguiré confiando en mi potencialidad otra legislatura más.

by Aldo

Fundador del acimut comunal. Coordinador de la agenda ciudadana municipal transformadora. Interlocutor para la divulgación de los principios humanistas y la ley natural. Armonía con la innovación social que garantiza la dignidad y libertad de los ciudadanos, así como la ética y la virtud suscrita en la gestión pública desde la administración local del territorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Hagamos de nuestra comunidad un lugar mejorcontacto@acimutcomunal.info

Municipales 2023 - España
Envía carta de motivación
De entre los habitantes
Memoria para elecciones

Tu opinión importa, todos somos de valor.