(+34) 692 681 063 -próximamente-
Oficinas:Madrid-Barcelona-Valencia-Sevilla-Gipuzkoa-Tenerife
contacto@acimutcomunal.info

QUÉ ES EL ACIMUT COMUNAL

4 de abril de 20220

Esquema de organización que se origina entre los habitantes de un territorio concreto. Es la iniciativa de los hombres y las mujeres que interactúan alrededor de Escuelas Altruistas Solidarias, Asambleas Comunitarias Libertarias, Jurado Popular Soberano y ACIMUT (Agenda Ciudadana Municipal Transformadora). Se trata de revisar el «contrato social» que corrige las fallas del Sistema actual.

ACIMUT: Es la manera de ser natural y de estar en la comunidad según los principios humanistas. Es la organización de la administración local basada en la dignidad y el libre albedrío de sus habitantes. Se trata del desempeño de los gestores públicos que representan los legítimos derechos naturales de los habitantes del territorio. Nada que ver con privilegios que se dan o se quitan. Afecto y respeto por el ser humano. Sincronía con la ética y la virtud que logran la excelencia. Armonía convivencial desde la redacción de las reglas y las normas, previamente gestadas en las asambleas ciudadanas libertarias que garantizan la aceptación tácita de lo que se aprueba.

COMUNAL: Significa la simbiosis de las almas, el aunar esfuerzo para la evolución altruista. Toda actividad que fluye libre e independientemente, porque proviene de la totalidad del individuo que se proyecta en la comunidad. Unión y reunión de afinidades en la visión conjunta que posibilita el mundo saludable. Lo natural es la igualdad de oportunidades para todos. Lo antinatural es la obligación de obediencia a una autoridad abusiva que resulta de una ficción jurídica que marca las diferencias y la desigualdad.

El acimut comunal es la manera de organizarse desde la población que posibilita la dignidad y la libertad, el amor y la verdad, la ética y la transparencia, la virtud y la responsabilidad. Es un compromiso voluntario de participación colectiva en la estructura que regula las relaciones entre los seres humanos. La visión de un mundo imparcial y equitativo donde la justicia social parte de la igualdad de oportunidades para todos.

El acimut comunal es divergente, es el disidente que se sale por la tangente para no ser restringido por la autoridad arbitraria que asesina el alma ciudadana. Se trata justamente de humanizar a la autoridad, de recuperar la democracia pura y de aportar una ráfaga de aire fresco denominada POLÍTICA VANGUARDISTA ante la «política de la vieja guardia» de los grandes partidos políticos que han estado actuando de espaldas a los ciudadanos a quienes prometieron defender y proteger, sin embargo, han estado protegiendo a las instituciones financieras y las grandes corporaciones industriales, defendiendo los preceptos y decretos y protocolos de los organismos internacionales situados por encima de los estados y gobiernos de los países del mundo.

El acimut comunal es la manera de ser y estar en el mundo, en la confianza de las destrezas particulares que nos caracterizan, y que empleamos para sumar y dinamizar el lugar que habitamos.
El sentir del palpitar genuino, nunca puede convertirse en una ley. Mucho menos en una serie de directrices que deben aplicarse en todos los rincones del planeta por igual. Jamás puede plasmarse sobre le papel, algo relacionado con la intuición y la percepción y la imaginación. La innovación social parte de cero. Es espontánea, está viva, en constante movimiento. Precisa un marco ágil y flexible, para poder emerger y expandirse. Así los asuntos más relevantes y trascendentes, se proyectan en el aquí y el ahora, de manera constructiva y según la excelencia humana.

Simboliza el trayecto existencial, el encuentro del propósito vital para dotar de significado al proyecto o misión que desempeñamos cada uno en la Tierra. Es el viaje espiritual hacia la plenitud del ser humano. Una circunstancia que difícilmente se logra dentro del actual esquema de organización del mundo.

Es una de las estrellas más luminosas del firmamento y, también, la más desconocida hasta la fecha. Sin embargo, igual que antaño, sirve para dar respuestas para esclarecer qué papel se debe desempeñar en el mundo terrenal, durante el paseo por nuestro planeta. En las comunidades naranja está la introspección y un esquema de organización que funciona para resolver los enigmas y los misterios.

Parte de la virtud y la ética. La ética de la transparencia que no existe en los Estados. El propósito es humanizar la autoridad, nunca hemos mencionado que debe abolirse y que cada quien hago lo que quiera. El proyecto existencial de la comunidad naranja es forjar individuos responsables y amorosos, líderes naturales que saben dónde incidir, según su atributos y retos que ponen a prueba sus capacidades. Ellos y ellas lo toman como un juego divertido, una aventura que dota de significado a su devenir. Así damos forma a la vida pública que se traduce en armonía convivencial en el territorio que habitamos.

¡Es liberador! Observa entre líneas, capta el subtexto que no puede ser más específico. Indaga en tus atributos, porque eres más valioso e importante de lo que nunca te ha dicho el sistema.

Atiende las inmensas posibilidades del proyecto social que existe como alternativa, la solución a la masacre que hemos vivido en las últimas décadas, acentuado desde marzo del 2020 con directrices legales y militares enredadas con la salud. Fíjate en las interconexiones y no permitas que te sigan tratando de imbécil. No somos estúpidos, pero así nos tratan los que rigen las cosas del mundo, de la mano de los gobiernos que con sus cortinas de humo, se apropian de una falsa verdad a la que le colocan el sello oficial para legalizar las mentiras.

La Ley Natural debe inspirarnos. Aprender a convertirnos en líderes naturales que trascienden en la comunidad, nos permite recuperarnos del asedio y la agresión, para darle una respuesta contundente a la situación actual. Tú puedes contribuir a acentuar la presión y el globalismo totalitario o sabotear la dictadura digital desde una reunión entorno a la hoguera bajo el cielo estrellado mientras cantamos y danzamos con el júbilo en el cuerpo, exento de tecnología.

El acimut comunal es aliento para ti. Aire fresco, limpio, puro. Inhala profundamente. Pero sobre todo, exhala.. suelta toda la basura acumulada para volver a empezar desde cero, con la página del libro en blanco, son apegos al pasado viejo y rancio. Te estamos esperando. ¿Vienes?

by Aldo

Fundador del acimut comunal. Coordinador de la agenda ciudadana municipal transformadora. Interlocutor para la divulgación de los principios humanistas y la ley natural. Armonía con la innovación social que garantiza la dignidad y libertad de los ciudadanos, así como la ética y la virtud suscrita en la gestión pública desde la administración local del territorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Hagamos de nuestra comunidad un lugar mejorcontacto@acimutcomunal.info

Municipales 2023 - España
Envía carta de motivación
De entre los habitantes
Memoria para elecciones

Tu opinión importa, todos somos de valor.