(+34) 692 681 063 -próximamente-
Oficinas:Madrid-Barcelona-Valencia-Sevilla-Gipuzkoa-Tenerife
contacto@acimutcomunal.info

QUÉ SIGNIFICA LA POLÍTICA VANGUARDISTA

5 de abril de 20220

El Sistema que rige la vida del mundo en la Tierra es una depravada estructura artificial que organiza el estilo de vida de forma que se sirve de la ciudadanía planetaria desde el control y la manipulación, pero haciéndoles creer que se está sirviendo a la población, en su favor, para su bien, mientras lo que sucede en realidad es el sometimiento y la esclavitud que llegan a aplaudir muchos de los ciudadanos. Pero esto se transgrede cuando se regresa a la DEMOCRACIA PURA y aparece la POLÍTICA VANGUARDISTA.

La política vanguardista es la que habla con la verdad y desde la transparencia, con la virtud practicando la ética, promoviendo el amor y la fraternidad desde la consciencia de unidad, la alegría que se comparte, el apoyo mutuo y la ayuda recíproca. Esto es el ACIMUT, la manera de medir las cosas desde otra perspectiva diferente a la que dicta el Sistema.

El líder natural se comunica para ofrecer algo especialmente ventajoso. Hombres y mujeres relacionándose para posibilitar una circunstancia sustancialmente beneficiosa. Se trata de la divergencia constructiva que se convierte en la Política Vanguardista. La humanización de la autoridad como alternativa que transgrede el esquema tradicional. Logrando una condición «mejorada» que se reparte por igual entre el resto de los ciudadanos.

En este sentido, la autoridad social de los seres humanos está en ACIMUT. La Agenda Ciudadana Municipal Transformadora es un regalo para la sociedad. Se trata de la autoridad civil de los ciudadanos excluidos en los procesos de decisión que afectan a su propio estilo de vida. Se trata de la construcción del mundo en el que vivir con los tesoros inauditos a flor de piel, a través de las nuevas situaciones que se van dando, gracias a la intrepidez del carácter que muta la realidad de la civilización actual.

De verdad alguien se cree que la «autoridad social» es la presencia constante en las redes sociales y los canales y los perfiles… Internet, ¿te hace único? Permite que ideas y convicciones y propuestas se divulguen y extiendan por la red, ¿seguro?

La «marca digital» y la «reputación on line» jamás dependen de lo que hace el usuario. Dependen, de lo que le permiten hacer los algoritmos, al usuario, según las exigencias de la Inteligencia Artificial. Internet es la gran herramienta de la autoridad que dirige a los ciudadanos. Porque todas las instituciones del planeta están codificadas y funcionan a través de los algoritmos del ciberespacio.

La autoridad «social» pasa por la comprensión de algo tan simple, como la diferencia entre el liderazgo «humano» y el liderazgo «autoritario». El primero es aquel que los demás reconocen y aplauden de manera natural, mientras que el segundo, es la imposición del interesado que secundan algunos seguidores estratégicos para dar forma al rebaño del cabecilla jefe o caudillo. El liderazgo humano es la autoridad ética y la virtud del ciudadano que se comunica con la comunidad y se relaciona con responsabilidad. Influye y motiva, organiza y lleva a cabo acciones que son testimonio y ejemplo para los demás.

En este sentido, los representantes de ACIMUT son los delegados del territorio. Autores de sus dones naturales que despliegan sus talentos particulares en el municipio. Logran sus fines y el propósito vital que los caracteriza mediante el compromiso público. Los fines y propósitos que se sustentan en la consciencia de unidad, en el apoyo mutuo y la ayuda recíproca. Todo para posibilitar el bienestar general y la alegría que se comparte saludablemente y con generosidad. Porque se llega a la comprensión de que todo es una y la misma sola cosa: energía que vibra.

Hasta la fecha, la población nunca ha tenido un espacio para escribir y dejar constancia de sus urgencias y necesidades y anhelos más apremiantes. Los ciudadanos han basado sus votos según las propuestas cerradas y ya elaboradas, que presenta un solo candidato. El cartel de propaganda electoral de campaña, jamás obedece al sentir popular mayoritario. Los poderosos presentan el desplegable de los partidos políticos, para que el ciudadano elija una opción. Igual que le sucede al usuario de Internet. Pero no está la opción de la pestaña «de otra manera». Sin embargo, ahora existe la opción en la política vanguardista que ha presentado ACIMUT como mecanismo de participación ciudadana que garantiza la voz del pueblo en la gestión pública.

El arte de hacer posible aquello que es necesario. Lo necesario queda inscrito y la posibilidad de su consecuencia es justamente el cometido de sus representantes, legítimamente elegidos dentro del marco democrático. Para que la legislación vigente vaya de acuerdo al palpitar de la población y nunca más según las instituciones sin alma que despliegan las opciones cerradas de las élites poderosas centradas en mandar según sus propios intereses. ACIMUT se traduce en las acciones que diseñan los habitantes del lugar para que en el pleno del ayuntamiento y las alcaldías se pronuncie la voz popular. Una actividad que recrea una finalidad ética y moral que no es la estética de la política de la vieja guardia y los partidos arcaicos de proceder obsoleto. Es la gestión de la realidad desde la sensibilidad y el sentimiento, puesto en la verdad y la responsabilidad, que favorecen la dignidad y el amor manifestándose como la fraternidad en acción.

La política vanguardista hace referencia al aspecto integral del ser humano. A su totalidad y sus atributos, los dones naturales y los talentos particulares de cada uno. El emerger de la energía que trasciende en la comunidad, como posibilidad real que no se restringe. Más allá de los aspectos biológicos y psicológicos e intelectuales. Desde la esencia genuina del ser, respecto a sus convicciones e ideas, actitudes y conductas. Canalizando en la institución de gobierno y el departamento o área de trámite y resolución. Las actividades se vinculan a las relaciones, a la unión y reunión. La interacción y la cooperación. El aunar esfuerzos desde el «yo gano si tú también ganas». Es decir, eliminando la posición de poder que crea las desigualdades y los abusos y las coacciones y los procedimientos coercitivos que esclavizan.

ACIMUT es el palpitar del alma humana en la administración local. El flujo de la energía que va del ciudadano a su representante. Del representante ciudadano, se traslada a los habitantes del territorio. Hombres y mujeres relacionándose desde ambos ámbitos, sin constituirse en bandos hostiles distantes y enfrentados. Mediante un ambiente de armonía y diálogo constructivo permanente, con la tutela de los principios humanistas. Nunca de una autoridad que dictamina. La mediación que se da es el afecto y el respeto, la responsabilidad de cada una de las partes en la convivencia armoniosa.

ACIMUT es un esquema que no existía, pero era el modelo natural para garantizar la democracia. Por ello mencionamos la recuperación de la democracia pura, así como el hecho de «humanizar» a la autoridad para que deje de ser arbitraria y poderosa y, pase de enemigo, a aliado. Hay que sugerir, orientar, seducir, para que la aplicación de una norma no sea un chantaje coercitivo. Por ello es que nos desmarcamos de la política de «la vieja guardia» y manifestamos la POLÍTICA VANGUARDISTA que proporciona gestores públicos de la misma ciudadanía, en vez de hombres y mujeres que son títeres del partido y su líder, que dicta qué hacer y cómo hacerlo.

La Agenda Ciudadana Municipal Transformadora, para nada se parece a la política que se ha realizado en los últimos cincuenta años. Hablamos de la POLÍTICA VANGUARDISTA que parte de la democracia pura y constituye una autoridad «humanizada» basada en la virtud y la ética, la verdad y el amor, la dignidad y la libertad. Puede verse en las voces de los portavoces, los gestores públicos de la administración local donde resuenan las voces de los habitantes del territorio.

El acimut comunal es un proyecto de política municipal que va de la mano de las eco-aldeas y una transgresión constante y determinada a las leyes del gobierno central que vulneran la constitución o violan la declaración universal de los derechos humanos. El punto de anclaje son las Asambleas Ciudadanas que parten de las escuelas alternativas y se reflejan de manera practica y efectiva en el pleno del ayuntamiento donde la fidelidad es con la comunidad, nunca en base a la «disciplina de voto del partido». Los estatutos de la formación dejan en evidencia el protagonismo del territorio, el protagonismo de sus habitantes, la agilidad y flexibilidad de una organización lineal que garantiza la independencia y autonomía, la iniciativa del lugar y sus diversas actividades sin censura. Más que una armadura que restringe, se trata de un escudo que protege a las acciones que se desempeñan desde la soberanía legitima amparada por la Ley y Estado de Derecho.

Si quieres profundizar más, sugerimos:  LA POLÍTICA VANGUARDISTA SOLUCIONA Y MEJORA

by Aldo

Fundador del acimut comunal. Coordinador de la agenda ciudadana municipal transformadora. Interlocutor para la divulgación de los principios humanistas y la ley natural. Armonía con la innovación social que garantiza la dignidad y libertad de los ciudadanos, así como la ética y la virtud suscrita en la gestión pública desde la administración local del territorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Hagamos de nuestra comunidad un lugar mejorcontacto@acimutcomunal.info

Municipales 2023 - España
Envía carta de motivación
De entre los habitantes
Memoria para elecciones

Tu opinión importa, todos somos de valor.