(+34) 692 681 063 -próximamente-
Oficinas:Madrid-Barcelona-Valencia-Sevilla-Gipuzkoa-Tenerife
contacto@acimutcomunal.info

LA POLÍTICA VANGUARDISTA SOLUCIONA Y MEJORA

10 de mayo de 20220

La sociedad que se mejora a sí misma, no sólo es una muy buena idea. Se trata del requisito imprescindible para consolidar la permanencia de la especie humana en la Tierra. Si el Sistema corrompido por el gobierno autoritario del globalismo espera mantener a los ciudadanos ignorantes y hechizados, a los jóvenes y a los adultos y a los ancianos, hipnotizados e intoxicados. Si pretende seguir envenenando el alma ciudadana, entonces, podrá afirmarse que la sociedad avanza hacia la enajenación total que resulta ser un vil asesinato de parte del poder arbitrario. Sin embargo, si en vez de admitir el autosuicidio y la colaboración, la población realiza el viaje de introspección y comprensión de sus atributos, se alza la oportunidad que sobrevuela el laberinto.

El PODER es un verbo potente que causa tanta atracción como rechazo. Significa disponer de la capacidad natural para ejercer el mando o la facultad legal que confiere la ley para dictaminar decidir y ejecutar. El ser humano es poderoso en su intimidad. Si descubre su potencialidad y gestiona su energía, será capaz de realizar maravillosas actividades relacionadas con la verdad del amor en libertad. El dictador tiene las armas que lo hacen poderoso, con su tiranía militar sobre la población, consigue la obediencia. Pero la consigue a causa del miedo, nunca por la devoción al hombre y a sus ordenes.

Papá y mamá son poderosos ante sus hijos. Pero su mayor arma es el amor. El cariño que orienta al pequeño para que aprenda las cosas más básicas de la vida. En algunos casos, se estimula lo suficientemente bien al niño, y, así, crece confiando en sus atributos naturales, al tiempo que descubre quién es y qué quiere hacer como actividad a lo largo de su trayectoria vital. Sin embargo, este proceso de comunicación y desarrollo, afecta a los niños desde el mismo contacto con el colegio y la autoridad del profesor, pero también con el celular de papá y mamá o la tablet del vecino que conectan al televisor de pantalla de plasma.

Si el «poder» equivale a estar en condiciones de hacer determinada acción, entonces, todos los seres humanos lo somos.. ¡poderosos! Es justamente el don natural del libre albedrío lo que consigue que la voluntad consciente se manifieste en el entorno y la comunidad. Sin embargo, la influencia externa de la autoridad oficial, anula el movimiento del individuo. Restringe la vibración de la energía ciudadana, afectando seriamente a la libertad que se gestiona desde las instituciones del Sistema.

La administración de las ideas y las creencias populares, así como las normas y los reglamentos que se imponen como criterios a seguir «por obligación legal» constituyen lo correcto y lo «normal». Surge un comportamiento prefabricado teledirigido desde la red de Internet que define las palabras y dota a los conceptos de «sus» argumentos. Argumentos que están organizados para mayor computación de los datos, a base de etiquetas y estereotipos que nublan el sentir interno del ser humano. El usuario acepta y se resigna a relacionarse con la nueva doctrina de las ondas electromagnéticas y los algoritmos, moviéndose y habitando el ciberespacio, a todas horas y sin descanso. El mundo virtual dispone de la autoridad de la Inteligencia Artificial, quien sutilmente establece una presencia omnipresente y omnisciente ante la población mundial.

Por consiguiente, los hombres y las mujeres están sujetos a priorizar la ley y el orden establecido por una dictadura digital y un Sistema con suficientes armas para amenazar y someter a la población.. ¡porque lo aprendieron de su familia! Repiten el esquema, cuyos rasgos reflejan evidentes actos de tiranía. Cuando hay un planteamiento de amenaza, existe un chantaje. Si únicamente hay una opción, y pasa por acatar el acoso y la coerción, en vez de fomentar el diálogo y el debate, vivimos la constante del abuso de poder que puede mostrarse bien maquillado y elegantemente servido en bandeja de plata.

Pero los hombres y las mujeres contienen en su interior tesoros inmensos que sin embargo, durante la infancia, nadie les habla del mapa y de la posibilidad de desenterrar y limpiar sus joyas más preciadas, hasta lograr pulirlas para que brillen en la sociedad. Los ciudadanos están alejados de sus talentos particulares, por consiguiente, nunca pueden expresarse a partir de los principios humanistas básicos, porque nadie los ha mencionando en su etapa de educación formal.

ACIMUT resuelve esta falla del Sistema actual a través de las escuelas alternativas que aportan una serie de asuntos y temas que jamás se han visto hasta la fecha en la educación infantil. La Agenda Ciudadana Municipal Transformadora es la presencia de la innovación social en las instituciones de la administración local. La dinámica de la espiritualidad creativa de aplicación práctica, manifestándose en el Sistema renovado para que rija la vida del mundo en la Tierra con mayor humanidad y naturalidad, y, menos artificio y falsedad. Se trata de optar por el propósito de la armonía convivencial, en igualdad de oportunidades para todos los habitantes del territorio. Comunicación y empatía, compromiso y responsabilidad, aceptación del desafío y entusiasmo ante la oportunidad. Una propuesta de política vanguardista que descarta la política de la vieja guardia. Descarta la imposición, como táctica permanente.

Este planteamiento que parte de la consciencia de unidad, el apoyo mutuo y la ayuda recíproca, el bien común y la alegría que se comparte, surge de la empatía con los compañeros que viven juntos en esta singular escuela que se enfoca en la profundidad del ser humano. En la totalidad del individuo y su potencialidad, para que luego en las Asambleas Ciudadanas, la administración pública que gestiona la posibilidad de la expansión de la energía, constituya una realidad. La actividad noble, legítima, que sin embargo, ha sido recortada y limitada por décadas en el modelo de nuestra actual civilización.

¿Qué impide la vida del ser humano a plenitud de facultades? ¿Qué causa la vida miserable en la que únicamente se contempla el sobrevivir otro día más?

El verdadero poder está en manos de los ciudadanos. Cada individuo dispone de atributos que niega o evita impulsar. El Sistema ha sabido hechizar con sus ilusiones. Ha establecido el laberinto de la ignorancia, para que los seres humanos se extravíen. Ha enredado a las personas con entretenimiento vacío de contenido, inválido para reflexionar, pero ideal para fabricar máscaras donde esconderse. Estudios universitarios y programas académicos, nunca han mostrado algo tan elemental como es tomar una decisión. Sin embargo, es obvio que hay decisiones saludables y apropiadas, pacíficas y adecuadas, convenientes y acertadas. Pero una decisión que traiciona la esencia del ser o las convicciones particulares, jamás será una buena decisión. Nunca puede ser sabia, una elección que procede de la manipulación, del control y la combinación de un mecanismo superior que presiona, empujando desde la ficción jurídica, decretando lo oficial y dictaminando, sutilmente y, aparentemente para el bienestar general.

La democracia corrompida ha permitido que los partidos políticos se conviertan en armas de destrucción masiva, favoreciendo a las grandes corporaciones multinacionales y las entidades financieras y los organismos internacionales. La autoridad está basada en la pirámide. En una élite situada fuera de la cúpula. Un grupo reducido que dicta las ordenes que toman cuerpo y forma en los gobiernos de cada país.

La jefatura del mundo radica en quienes se han situado fuera del organigrama y diseñan el esquema que conforma la organización del poder de la autoridad arbitraria que explota y esclaviza. Sin embargo, abrir una brecha, es factible. Es posible rasgar el velo de la opresión. Es viable, desde la creatividad y la intuición. Desde la percepción de la quinta dimensión que puede habitar el corazón del Sistema reformado, reciclando el modelo actual. Limpiando de escombros las ruinas de hoy.

Los miembros de ACIMUT somos ciudadanos ordinarios capaces de realizar eventos extraordinarios, hombres y mujeres comunes con un palpitar interno espectacular. Disponemos de la claridad de juicio y la comprensión de la urgencia de crear la sociedad mejorada. Lo que se necesita es una sociedad que se mejora impulsando las actividades que requiere el desafío de la vida plena. Los representantes de la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora somos portavoces del mensaje de solución a los conflictos. El primer desafío, la aventura más asombrosa, es la comprensión del hecho imprescindible: humanizar la autoridad.

Los participantes en las listas electorales, así como los votantes y simpatizantes de la política vanguardista, disponemos juntos de la capacidad de incidir en las pautas de conducta de los habitantes del territorio, a quienes consideramos nuestra familia. Desde la comunidad que frecuentamos como nuestra vivienda, la casa y el hogar de todos, ponemos en practica el afecto y el respeto, aunando esfuerzos en la cooperación y la evolución altruista. Organizamos la administración local de manera transparente y participativa, abriendo el debate a la población, en vez del secretismo en las intenciones de la acción. Desarrollamos campañas de sensibilización, programas para la comprensión de los acontecimientos que afectan al municipio. Propiciando el flujo de ideas y la vibración de la población que participa en la construcción de la versión mejorada del lugar.

El poder legítimo está en el pueblo. En el gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo. Representantes, que ante todo nos sentimos «humanos» y nunca más como soldados del Sistema. Basta de comparsas y marionetas. Basta de partidos políticos que se han constituido en máquinas de contabilizar votos y negociar acuerdos indecentes en la sombra, de espaldas a la ciudadanía, a quienes prometieron servir proteger y defender.

El poder noble está en el bien, en la mejora, en la agilidad y la flexibilidad, la eficacia y la resolución de los conflictos que no entrañan mayores errores, pues se centran en la excelencia, para la armonía convivencial. Se trata de reunir las condiciones óptimas, los interlocutores que expresan verdad y amor, consciencia y belleza, equidad e imparcialidad. De manera que el resultado, deviene ausencia de ego político, deviene mayor beneficio social. Es el dominio de la información que no se basa en la Big Data. Es la estrategia que nace de la reflexión de los responsables del bien común y la fraternidad, en vez de la influencia de un gobierno central ajeno a la realidad del lugar. Hablamos de la independencia para gestionar el propio devenir, protagonistas del acontecer.

La inclinación a la autonomía que garantiza los principios humanistas fundamentales en la actividad cotidiana del municipio, es un logro en si mismo. La realidad de su desempeño está en relación a cumplir las leyes que se reinterpretan, y se adaptan a la verdad de la época. A la verdad de las situaciones y los asuntos urgentes y prioritarios que se revisan, generando nuevas posibilidades que aprovechar, rectificando y corrigiendo.

El poder represivo del Sistema causa malestar, incomodidad, frustración, impotencia, desazón. Provoca el rechazo y la resignación, el conformismo y la apatía, la inseguridad y la confusión, la desorientación y el desaliento y la angustia o la depresión. Se buscan válvulas de escape que pasan por la adicción al entretenimiento que afecta a la capacidad de vibrar del alma humana. La autoridad del Sistema, constantemente emplea la intimidación para lograr que la ciudadanía planetaria cumpla las directrices marcadas por una agenda globalista. O pase por la multa y la sanción, la ridiculización y el descrédito público, el juzgado y la cárcel. Incluso el suicidio provocado. Todo para que se acate la autoridad que obliga al cumplimiento legal de la regla injusta inventada para esclavizar.

Sin embargo, el poder no es una arma o un objeto que se posee o no se posee. De acuerdo que el militar tiene la metralleta y, frente al civil desarmado, ejerce una autoridad aplastante ante la amenaza de fallecer repentinamente. Pero se muere el hombre y la mujer si se está vegetando, en vez de desplegarse como la flor que celebra su existencia regalando su fragancia. La flor necesita agua y el sol para la fotosíntesis.

El ser humano realiza un proceso similar. También fallecemos sin el agua. Muere el individuo que carece de agua y oxigeno. Pero el alma humana, es precisamente lo que asfixia el Sistema, mientras envenena el agua del grifo y tiñe el aire de partículas metálicas. La energía humana necesita respirar, oscilar, contraerse, expandirse. Gracias a la energía que vibra, el ciudadano transforma su entorno, convierte las ideas y sus percepciones e intuiciones en acciones y planes y proyectos.. ¡ricos de la energía que no se ahoga!

La energía es vida, consciencia, verdad, belleza, libertad. En el alma hay bondad y compasión. Pero sobre todo, está la potencia del amor que la especie humana demuestra ser incapaz de aprender a utilizar. Ordenan el mundo, un conjunto de entidades biológicas de inteligencia avanzada, descuidadas ante las bondades del alma. Mientras las cosas se racionalicen desde la mente lógica y la memoria de los datos inculcados con calzador, enredados en prácticas informáticas que anulan toda expresión de iniciativa e imaginación, la administración de lo público, difícilmente mejorará y, el ciudadano, será cada día más androide que ser humano.

Se requiere de representantes sensibles con una visión perspicaz. Cargos públicos intrépidos y audaces, atípicos y singulares. Interlocutores en la esfera del gobierno que transiten por los pasillos del poder con paso firme, sin titubear. Con la peculiaridad de la corazonada y el presentimiento, más que la fidelidad al manual técnico de la autoridad central que rige el destino para la vida miserable, comprimida en la Big Data y el código QR.

El ser humano agoniza sin la posibilidad del proyecto vital. Sin el desempeño de su proyecto existencial, muere lentamente, al arrugársele el alma como pasa. Si hombres y mujeres no logran emerger y trascender en sus comunidades, se afligen y se abandonan. Es cuando el Sistema atrapa a sus víctimas en la red que ha tejido para devorarlos vorazmente. Por tal razón, aportar lo mejor del ser humano, en el diseño de una estructura renovada que transgrede los cimientos del actual Sistema, es un proyecto que requiere atención inmediata.

El ciudadano necesita sentirse útil, saberse de valor para el bienestar general. Sumar en vez de restar. Aportar el granito de arena que nos hace comprender que somos importantes.. ¡para nada somos inútiles! Nunca fuimos insignificantes o solamente números en una estadística. Tampoco somos solo nombres en una lista, aunque estamos siendo terminales electrónicas de la Inteligencia Artificial. Hombres y mujeres son absolutamente indiferentes para el Gobierno Central Mundial que mira desde arriba a las hormiguitas que puede pisotear, y, cancela, elimina, borra, expulsa, asesina.

Cada vez hay más chips implantados y el transhumanismo, se incorpora como algo normal. Pero es anormal modificar el cuerpo humano, es anormal modificar la humanidad del individuo que se convierte en máquina, que se activa mediante los wifis y la gran cantidad de satélites que giran alrededor de la Tierra. Aparatos puesto en órbita, con fines aparentemente científicos, pero con intereses militares que para nada tienen que ver con las simples y sencillas comunicaciones. ¿Te preguntaron a ti para formalizar el lanzamiento?

¿Cuántos referéndums se han tenido que realizar y, sin embargo, no se han celebrado? ¿Cuántos asuntos graves y determinantes, que nos afectan a todos los seres humanos por igual, se han dado sin nuestro consentimiento o aprobación? ¿Cuántas acciones se producen en la actualidad sin el conocimiento de la misma población mundial?

Estas cuestiones suceden porque los gobiernos centrales obedecen a la autoridad global. El nuevo orden mundial, que apareció ladrando en 1971 y.. nos comenzó a morder gravemente desde el pasado marzo 2020.. tiene su continuidad en las leyes que se están aprobando silenciosamente y, que en una fecha determinada que únicamente saben «los que quieren mandar».. se activarán, pasando a una ley marcial, que llaman nueva normalidad.. desapareciendo el mundo civil, para abocarnos a un estado policial de totalitarismo militar.

Estamos en la decisiva década de la civilización obligada en la que se plantea el jaque mate. La ciudadanía planetaria mueve ficha, si aplica en cada municipio del mundo la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora. La población mundial es un gigante dormido que si despierta y se levanta, será imposible que ningún sistema lo controle y lo pueda dominar. Sobre todo si nos desenchufamos de la estructura digital. En verdad no hace falta rebelión o revolución, violencia o sangre. Basta con la consciencia de la Ley Natural, y la creatividad en las ideas que implantar para relacionarnos como hermanos. Retomando el contacto con la naturaleza y la vida del campo, lejos de las antenas y las grandes urbes.

Al ser humano le hace falta jugar y divertirse. El ciudadano puede apuntarse a la aventura y hacer historia, en vez de seguir como bobalicón frente al discurso de propaganda que cuentan los que mandan. Dejar huella, es una elección particular intransferible. Depende únicamente de ti, del palpitar de tu alma, de la decisión de asumir tu responsabilidad en la vida del mundo, tanto como en la vida de las generaciones futuras.

El poder viene implícito en cada ser humano que aterriza en la cuna. Es innato en cada hombre y mujer del planeta. Porque el verdadero poder es el libre albedrío, son los dones naturales y las destrezas particulares de cada individuo. Los tesoros innatos y las joyas que son inalienables, y, que interactuando en la organización de la vida, conforman el mundo que habitamos. Por consiguiente, la manera de existir es nuestra, de cada uno, nunca podemos quejarnos, jamás culpar a otros. Los ciudadanos somos co-creadores de la realidad. Con cada acción que desarrollamos, aportamos o nos restringimos, protagonizamos o nos sometemos, improvisamos o cedemos. Las actitudes y los hábitos, devienen conductas y situaciones y circunstancias y ambientes en los que nos integramos, participamos y, a su vez, participan y se implican los otros ciudadanos. Así fluye el mundo que merece una oportunidad. Así es la alternativa ACIMUT. ¡Te interesa!

La persuasión sutil y aparentemente inofensiva de los algoritmos, ha venido a sustituir a la fuerza bruta del golpe y la herida, pero será mucho más dañina la Inteligencia Artificial, que lo perjudicial que todavía es hoy la estructura del sistema globalista. ¿Qué hacer? Qué hacer ante la dictadura digital que se avecina, que asigna la verdad al Internet de las cosas, promoviendo la confianza ciega en los artilugios electrónicos. ¡Ruego por el apagón! Ruego por recuperar la energía humana que ha sido desplazada por la energía eléctrica. ¿Por qué señalar que se ha ido la luz cuando se interrumpe el suministro de energía eléctrica? Cuando la luz inconmensurable vibra en cada ser humano consciente de su vitalidad.

Al relacionarme con otro reconozco que ni cuenta me doy si es blanco o negro, alto o bajo, creyente o agnóstico, delgado o grueso, latino o asiático, católico judío tibetano o musulmán. Me basta con saber que es un ser humano, sin embargo, pronto habrá androides y ciudadanos con implantes a nuestro alrededor. A esta clase de personas revestidas de sucedáneos y artificios, lo confieso: me constará identificarlos como hermanos (seres humanos). Para mí serán.. ¡máquinas!

by Aldo

Fundador del acimut comunal. Coordinador de la agenda ciudadana municipal transformadora. Interlocutor para la divulgación de los principios humanistas y la ley natural. Armonía con la innovación social que garantiza la dignidad y libertad de los ciudadanos, así como la ética y la virtud suscrita en la gestión pública desde la administración local del territorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Hagamos de nuestra comunidad un lugar mejorcontacto@acimutcomunal.info

Municipales 2023 - España
Envía carta de motivación
De entre los habitantes
Memoria para elecciones

Tu opinión importa, todos somos de valor.