(+34) 692 681 063 -próximamente-
Oficinas:Madrid-Barcelona-Valencia-Sevilla-Gipuzkoa-Tenerife
contacto@acimutcomunal.info

Acta fundacional & ESTATUTOS

11 de agosto de 20220

Nosotros los habitantes del territorio, habiendo promulgado individualmente nuestra soberanía mediante testimonio público o privado, voluntariamente y en plenitud de facultades, para salvaguardar la integridad física, intelectual, filosófica, humanista y, al respecto de los asuntos económicos y espirituales, declaramos universalmente lo siguiente:

PREÁMBULO

A) EL ACIMUT COMUNAL es un esquema de organización que se origina entre los habitantes del territorio. Se trata de la iniciativa de los hombres y las mujeres que interactúan alrededor de Escuelas Alternativas Solidarias, así como las Asambleas Comunitarias Libertarias y el Jurado Popular Soberano, además de la agrupación política denominada Agenda Ciudadana Municipal Transformadora, cuya finalidad primera es la revisión del «contrato social» que corrige las fallas del sistema actual que organiza la vida del mundo en la Tierra.

B) EL ACIMUT COMUNAL SIRVE para establecer la dinámica creativa de gestión que practica la política vanguardista para humanizar la autoridad y obtener, así, la democracia directa y participativa, desde la población misma, en todos los asuntos que la conciernen. Se trata de un esquema ágil y flexible que asegura la dignidad y el libre albedrío de los seres humanos del territorio, mediante la protección de los dones naturales y los talentos particulares. Para ello, nos comprometemos a garantizar el ejercicio de la ética y la virtud del ser humano, integrada en las relaciones e interacciones, y, sobre todo, haciéndolas constar en los hábitos cotidianos de la administración local. Realizamos una serie de tareas que transcurren en las instituciones mencionadas, y, también, paralelamente a las acciones del ayuntamiento o cabildo desde los Consejos «de los jóvenes» y de «los sabios» mediante su excelencia.

C) EL ACIMUT COMUNAL FUNCIONA directamente desde la actitud y la conducta de los seres humanos que nos unimos y reunimos para consagrarnos al mismo fin: la consciencia de unidad, el afecto el respeto y la empatía que deriva en fraternidad, para desempeñarnos desde el apoyo mutuo y la ayuda recíproca. Esta es nuestra visión de responsabilidad, para la misión que nos encomendamos: configurar el mundo saludable creativo pacífico y cooperativo. El propósito es la igualdad de oportunidades. Unos y otros acordamos la estructura de organización basada en los cuatro pilares mencionados y, a continuación, ampliamos el detalle de las competencias que se convierten en ventajas y beneficios para los niños y los adolescentes, los adultos los mayores y los ancianos.

CAPÍTULO I – PRINCIPIOS (visión)

Artículo 1

1.1 – El tiempo transcurre en un espacio concreto denominado territorio. Se constituye a sí mismo como lugar identificado en jurisprudencia como municipio y en lenguaje coloquial se identifica como comunidad naranja.

1.2 – Es en la comunidad donde se dan las relaciones e interacciones de los seres vivos, individuo de sexo masculino y femenino mujeres y varones, conformando la social que se crece y se desarrolla de manera natural, también, democráticamente de acuerdo al Derecho, siempre que sus mandatos no interrumpan el flujo cotidiano de los dones y talentos, así como la voluntad conscientes de los individuos. Otorgándose a cada uno la misma igualdad de oportunidades para respetar la equidad y la imparcialidad, consiguiendo el pluralismo que enriquece a la comunidad partiendo del libre albedrío, la ética y la virtud humana.

1.3 – La soberanía individual y la armonía convivencial dan como resultado un territorio en el que premia la salud existencial, la creatividad y la paz, la cooperación y la solidaridad. Un territorio municipal ocupado voluntariamente por los habitantes nacional, identificados como residentes y parte integrante de la población española y europea, como premisa de la ciudadanía planetaria de la Tierra en una nación global de energías vitales vibrando.

1.4 – El punto de partida para las acciones y las situaciones, los actos y los eventos, es la ley natural de las cosas, además de un marco para la democracia pura que se gestiona desde la política vanguardista que humaniza la autoridad, protegiendo la integridad física intelectual y espiritual de los individuos, de manera que el Derecho siempre está situado después del libre albedrío particular de habitante del territorio en su sano juicio y con suficiente sentido común. La consciencia de unidad, el afecto y el respeto y la empatía, favorecen la ayuda recíproca u el apoyo mutuo, de manera que el bien común se da con naturalidad, justo cuando desaparece la hipocresía y la mentira, la vanidad y la codicia, el globalismo totalitario y la dictadura digital.

1.5 – Procedimientos que se regularizan mediante las Escuelas Alternativas Solidarias, las Asambleas Ciudadanas Libertarias y el Juicio Popular Soberano, además de la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora que opera directamente en el ayuntamiento o cabildo, así como en el parlamento el congreso o el senado y cualquier otro organismo internacional basado en el debate público y privado.

Artículo 2

2.1 – La presente Acta Fundacional se fundamenta en la indisoluble unidad de los vínculos que existen en lo miembros de la especie humana, afinidades y alianzas que se dan naturalmente y sin violencia en el suelo que pisamos, comunidad naranja y municipio, espacio común indivisible de todos los individuos, hombres y mujeres, independientemente de su lugar de nacimiento, edad y credo particular, reconoce y garantiza la evolución para la excelencia humana, de acuerdo a la voluntad y convicción particular como prioridad ante el Derecho que obliga a realizar actos contrarios a la propia naturaleza o condición de libertad del individuo.

2.2 – De manera que la independencia de ideas y actitudes, tanto como la autonomía para la conducta y el desempeño, nunca, jamás, bajo ningún concepto o circunstancia, podrá herir o lastimar, dañar o perjudicar a otro miembro de la especie humana que integra el territorio municipal situado en cualquier parte del planeta Tierra. Esta esa la única ley reconocida como de obligado cumplimiento para todos y cada uno.

Artículo 3

3.1 – El castellano será la lengua principal, aunque habrá otras, sin que ninguna sea identificada como la oficial del lugar. Los algoritmos son considerados un lenguaje menor identificado únicamente para las máquinas y dispositivos electrónicos sin alma.

3.2 – Las instituciones tendrán el rango de expresión popular y serán concebidas para participar por igual cada uno de los habitantes del territorio, constituyendo la organización el resultado del diálogo permanente y el debate, así como el acuerdo por el mayor número de participantes, integrantes todos en calidad de afectados y protagonistas del devenir que se ampara en el libre albedrío y los principios humanistas que respetan la ley natural.

3.3 – Todos los individuos mantienen la conexión con su esencia genuina, sin ser interrumpida o censurada i anulada, de manera que la dinámica espiritual creativa de aplicación práctica se da con espontaneidad.

3.4 – Cada uno tienen la oportunidad de una existencia a plenitud de facultades, por lo que el deber de conocer la jurisprudencia y el derecho a usarla, será una posibilidad, más nunca una obligación que se impone por la fuerza desde el mandato institucional o gubernamental o desde la Inteligencia Artificial.

3.5 – Serán objeto de especial respeto y protección los atributos particulares de cada ser humano, defendiendo entre unos y otros la invasión o ataque a cualquier semejante de parte de una agresión hostil dispuesta para quebrantar la dignidad.

Artículo 4

4.1 – El símbolo icono o bandera de la comunidad naranja está compuesto sobre un fondo naranja con un dibujo en el centro de color blanco que simboliza el sol brillante, a partir de un espiral que crece y es impulsado por ocho franjas cortas que asemejan a los rayos que expanden. Con el tipo de letra y color que acuerde cada municipio, se identificará el nombre de la comunidad concreta.

4.2 – Los Estatutos que se derivan de sus órganos autónomos podrán reconocer toda clase de acuerdos que se promulguen en cada territorio en particular, siendo su responsabilidad la supervisión y el cumplimiento y constante vigilancia para la mejora de su desarrollo. banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas.

Artículo 5

5.1 – Los cuatro ejes de expresión mantienen la comunicación abierta de manera eficaz para que se nutran de la potencialidad de los habitantes del territorio. El empoderamiento es una realidad que canalizan indistintamente y de manera complementaria las Escuelas Alternativas Solidarias, las Asambleas Ciudadanas Libertarias y el Juicio Popular Soberano, además de la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora.

5.2 – Cada uno de los ejes del esquema de organización, favorece la estructura que proyecta las inquietudes e iniciativas de sus integrantes, por consiguiente, el emprendurismo y la pluralidad de actividades se liberan de la presión de los mecanismo de control que han dominado en el pasado el sentir popular y el flujo y reflujo de la energía vital.

5.3 – Cada uno de los ejes del esquema de organización está sumando al conjunto y, son de libre participación, por lo que concurren a ellos aquellos individuos grandes mayores o pequeños para cubrir sus necesidades básicas para la realización.

5.4 – El aprendizaje y la vocación de servicio estañan presentes, tanto como la planificación y la bitácora, las hojas de ruta y los informes para garantizar un archivo público transparente. Por consiguiente, la manifestación de la voluntad popular está constantemente impresa en la herramienta del territorio municipal de la comunidad naranja. Las decisiones y los actos que se derivan, tanto como los eventos y proyectos y campañas, son actividades que se regulan en cada espacio y tiempo del lugar.

5.5 – Su estructura interna y funcionamiento les corresponde a cada uno de manera particular, sin que pueda forzarse ni obligarse a un individuo a traicionarse a sí mismo.

Artículo 6

6.1 – Los Consejos de jóvenes y los Consejos de sabios sin instituciones situadas en un segundo nivel para colaborar con la estructura básica de las comunidades naranja que serán tan grandes como lo acuerden.

6.2 – Contribuyen a la defensa y promoción de los principios humanistas, además de los intereses propios de su condición, elaborando acciones y planes que favorecen la armonía convivencial y el mundo saludable y pacífico. Su creación y el ejercicio de su actividad es libre, sin embargo, están sujetos al respeto de las regulaciones concretas de las Escuelas Alternativas Solidarias, las Asambleas Ciudadanas Libertarias y el Juicio Popular Soberano, además de la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora.

6.3 – Su estructura interna y funcionamiento es democrático, con la alternancia periódica para los puestos de mayor responsabilidad.

Artículo 7

7.1 – Los individuos, ya sean hombres o mujeres, mayores pequeños o ancianos, están sujetos a la única ley reconocida como de obligado cumplimiento, todas las demás, son entendidas como sugerencias que orientan, nunca como directrices de obligado cumplimiento, jamás ordenes que se fuerzan a obedecer bajo amenaza o coacción. El castigo o la sanción será impartido únicamente por el Jurado Popular Soberano habilitado para cada efecto de grave repercusión en la comunidad del territorio municipal.

7.2 – Corresponde a la Asamblea Ciudadana Municipal desarrollar una actividad basada en el respeto y la empatía, la cooperación y la solidaridad, el apoyo mutuo y la ayuda recíproca, para que el bien sea la forma permanente del transcurrir cotidiano, y, la bondad, reflejo de la estabilidad de una alegría general que se comparte.

7.3 – Las Escuelas Alternativas Solidarias promueven los principios humanistas y la ley natural, así como la conexión a la tierra y el suelo y la naturaleza y las demás formas de vida del planeta. Dando generosamente salida a las condiciones para que la dignidad y el libre albedrío sean comprendidos, igual que la verdad y el amor, la muerte y la mentira, el temperamento materialista y la espiritualidad. Instaurando desde el inicio el concreto de igualdad de oportunidad para todos.

7.4 – Por ende, los adultos varones y mujeres se relacionarán con grupos en los que se integran con sinceridad y buenas intenciones. Serán relaciones reales y efectivas porque proceden de la identidad del individuo que ha descubierto sus habilidades y destrezas particulares, compartiendo su mejor versión su autenticidad sin limitación ni restricción de parte de nada ni de nadie.

7.5 – Por lo que descubren que fácil es variar la idea del «problema» por el concepto del desafío que insta a su energía a responder, aprendiendo la lección de la vida. De manera que el mundo adulto remueve toda posibilidad de obstáculos que se convierte en la opción de crecer y avanzar. Dado que las enseñanzas aprendidas, impidan el bloqueo y la parálisis, tanto como la dificultad para que se instaure en la comunidad la desdicha o la depresión, el conformismo o la resignación, actuando a plenitud de facultades.

7.6 – Siendo así una acción trepidante y asombrosa, audaz e intrépida, maravillosa y espectacular, la participación de todos los alumnos y maestros que se retroalimentan para evolucionar en la vida política, económica, cultural y social, porque son individuos humildes y ordinarios que se saben capaces de protagonizar eventos extraordinarios.

7.7 – La presente Acta Fundacional de los territorios municipales que se enmarcan en las comunidades naranja, garantiza el principio de estabilidad en la armonía convivencial, poniendo en un segundo plano la jurisprudencia y legalidad del Derecho, por ende, todas las normativas anteriores, ya sea que provengan del congreso o el senado, del foro internacional o la comunidad europea o cualquier organismo antigua de jerarquía impositiva, pasan a un segundo plano, siendo de segunda consideración sus preceptos y decretos, dado que no hay más ley que la natural que emana de la soberanía individual y el libre albedrío, por consiguiente, nadie acatará nada que no se acepte en el interior de uno mismo. Siendo la responsabilidad y la autonomía la base del presente documento. Queda pues escrito y, que así se cumpla, la incongruencia de hacer que otro haga algo que va en contra de su voluntad.

7.8 – Todas las disposiciones sancionadoras quedan abolidas en el territorio municipal, a menos que los ejes que sostienen al territorio municipal, ratifiquen y acepten su prerrogativa. Se deja pues constancia que ninguna medida restrictivas dispuesta para transgredir la humanidad del individuo puede, de forma coercitiva, ser aceptada por la estructura que se constituye aquí y ahora. La arbitrariedad es imposible, pues para ello existe la supervisión y tutela desde Asamblea Ciudadana Municipal, tanto como el dictamen y veredicto del Jurado Popular Soberano. Porque las Escuelas Alternativas Solidarias saben plantar las semillas en la tierra fértil de la continuidad. La mejor cosecha dependerá del compromiso individual que se despliega mediante sus dones naturales y talentos particulares.

Artículo 8

8.1 – Los dones naturales, como lo son la vida y la consciencia y la voluntad del individuo, tanto como su integridad física, intelectual, filosófica, humanista, económica y espiritual, además de su atributos particulares que lo diferencian del resto de individuos, todos indivisibles, por ningún medio jurídico o mecánico o científico o artificial, son esenciales para que exista la presencia del territorio municipal, dado que la existencia humana está presente en el plano físico, pero también opera en el plano metafísico y el ciberespacio.

8.2 – Por consiguiente, asegurar su dignidad y libre albedrío, es fundamental para garantizar la plenitud de las facultades y potestades de los hombres y las mujeres de constitución orgánica y naturaleza comprobada.

8.3 – Queda firme constancia que un don es superior a cualquier derecho que se inventa desde la escritura y el lenguaje que recoge un texto y mensaje. Los dones naturales del individuo son inalienables, innatos, intrínsecos, por consiguiente, nadie está legitimado para violarlos o golpeados y pisoteados, de manera que el control para la dominación la explotación y la esclavitud, carecen de razón de ser, tanto como la violencia y la guerra.

8.4 – El libre desarrollo del individuo y la expansión de su energía vital que se canalizan por las destrezas y habilidades particulares, representan un tesoro que nadie puede robar, por consiguiente, siempre que se mantengan los principios humanistas y se respete la única ley de obligado cumplimiento, el fluir de la comunidad serán en un clima de fraternidad y hermandad.

8.5 – Las normas relativas a los derechos fundamentales del individuo son establecidas por los mismo individuos, seres vivos que transitan por la Tierra en un paseo por los distintos estamentos que confirman la comunidad. Las Escuelas Alternativas Solidarias, las Asambleas Ciudadanas Libertarias y el Juicio Popular Soberano, además de la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora, representan las patas de la estructura del sistema que se recicla para corregir las fallas y los errores que se han dado hasta la fecha. La dignidad y la libertad quedan establecidas por la sana comprensión de la presente Acta Fundacional. Pues son los seres humanos, individuos ciudadanos del lugar, quienes se reconocen a sí mismos como entes soberanos con la capacidad suficiente para asumir la responsabilidad de las decisiones y acciones que configuran los acontecimientos y la historia del lugar.

8.6 – Nosotros los habitantes del territorio municipal reconocemos la visión y misión de los Estatutos que regulan el devenir de nuestra especie. Interpretamos con cuidado cada una de sus clausulas, dejando a un segundo plano la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre cualquier materia asunto o tema que afecte a un ser humano, ratificado como individuo soberado desde su don más preciado: libre albedrío.

Artículo 9

Los individuos que habitan el territorio municipal son todos iguales ante la estructura institucional de la comunidad naranja. Las Escuelas Alternativas Solidarias, las Asambleas Ciudadanas Libertarias y el Juicio Popular Soberano, además de la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora, posibilitan la participación y expresión libre y creativa y responsable de sus ocupantes, sin que pueda prevalecer discriminación o preferencia por ninguno, por ninguna razón, ya sean creencias intangibles o apariencias de ficción que confunden y distorsionan la realidad, por lo que todas las opiniones disponen del mismo peso y, tan solo en las ocasiones especiales y por acuerdo, se constituyen los órganos para el juicio que propone el exilio o la destitución del cargo público o privado.

Artículo 10

Todos los individuos del territorio municipal tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra.

CAPÍTULO II – PROPÓSITOS (misión)

Artículo 11

11.1 – Los principios que se van detallando a lo largo de los Estatutos, sirven de base y trampolín para la interpretación de los mismos. Para comprender la proyección y expansión de las actividades, y, más allá, de la pauta de articulación verbal, significan la actuación de los miembros participantes que constata nuestro sentir.

11.2 – Entendiendo que toda organización sirve para facilitar la consecución de los propósitos, se hace necesario plasmarlos con el mayor acierto y el menor grado de confusión, evitando la ambigüedad. Los principios son la visión del lugar al que nos dirigimos y, los propósitos, la concreción de los caminos y las maneras de conseguirlo. Cada propósito puede, a su vez, convertirse en una serie de objetivos que se plasman en un proyecto y hoja de ruta o plan de acción. Es desde los propósitos que surgen las campañas y los eventos.

11.3 – A través de los presentes Estatutos intentamos mantener un equilibrio entre la imprescindible flexibilidad para agrupar la variedad de experiencias, prácticas, sensibilidades, tendencias, realidades y opiniones, para que el debate sea rico y plural y el resultado, lo más cercano a la mejor posibilidad y opción.

11.4 – Este equilibrio entre la flexibilidad y el respeto por la diferencia y la necesidad de un mínimo organizativo unitario cohesionado, tendrá su expresión final en cada territorio, siendo la comunidad del lugar quien salvaguarda la idiosincrasia, según la propia coyuntura. Los temas a tratan y la urgencia y prioridad de los asuntos le corresponde a cada comunidad naranja en particular.

11.5 – El contenido del presente documento es que sirva como referencia y ejemplo, a modo de pauta de comportamiento para la aplicación de la visión que se enmarca en los principios humanistas. La práctica del conjunto para la idónea organización, son los siguientes:

Artículo 12

12.1 – Facilitar los mecanismos de participación e integración, así como las aportaciones del mayor número de habitantes del territorio. De manera que los hombres y las mujeres, independientemente de sus sectores de ámbito profesional y laboral, se unen en gremios y colectivos vinculados a la comunidad naranja que lleva en nombre del municipio.

12.2 -Las actividades que surgen de las decisiones están encaminadas a la transformación sistemática y progresiva para la mejora, comprometidos sus participantes, quienes desempeñan las acciones, con la superación de las barreras y limitaciones y obstáculos que dificultaban el bien común y la armonía convivencial.

12.3 – Cada comunidad promoverá en todos sus ámbitos de actuación la plena participación de los habitantes, hombres y mujeres, adolescentes y ancianos, en base a prevenir principalmente el avance del globalismo totalitario y la instauración de la dictadura digital. Protegiendo la dignidad y libertad de los seres humanos, tanto como la soberanía individual y su libre albedrío.

12.4 – Se defenderán en primera instancia todas las agresiones que puedan herir o lastimar la integridad física, intelectual, filosófica, humanista, económica y espiritual, de los habitantes del territorio, sobre todo, de aquellas minorías más vulnerables y desfavorecidas, como en el caso de los niños y los ancianos.

Artículo 13

Facilitar la convivencia de los individuos que se unen y reúnen en el territorio para relacionarse e interactuar en distintos ámbitos, para garantizar el afecto y el respeto y la empatía que favorece la fraternidad y el sentido de hermandad. De manera que la armonía convivencial y el mundo saludable y pacífico da comienzo en la actitud y conducta y el desempeño de los habitantes que frecuentan y comparten los lugares comunes.

Artículo 14

Los hombres y mujeres, individuos soberanos que se legitiman a sí mismos para actuar de acuerdo a los principios humanistas y la voluntad consciente que es de exclusiva responsabilidad, muestran coherencia en su actividad cotidiana, convertidos unos y otros en ejemplos para los demás.

Artículo 15

Se potenciar las iniciativas desde lo local, de adentro hacia afuera, descartando una influencia que llega desde el exterior para imponerse. A esta situación la denominamos «localítica» y marca un antes y un después en la concepción de los planes y las elecciones, las actividades y las decisiones que se toman desde «adentro». Desde el sentir de lo comunal. Desde la vinculación al territorio y sus habitantes.

Artículo 16

Practicamos la -democracia directa- en aquellos asuntos que pueden organizarse tecnológicamente con suficientes garantías de imparcialidad y transparencia. De manera que las asambleas son participativas y plurales, dando espacio al debate y la resolución, aceptando los presentes la votación que parte de la elección del azar, en vez de una imposición de una mesa rectora.

CAPÍTULO III – Estructura de organización para el mejor funcionamiento

Artículo 17 Herramientas de gestión y administración

17.1 – La organización y reglamentos para la actividad del acimut comunal se basan en principios democráticos participativos enmarcados en los principios humanistas, partiendo de lo siguiente: ¡Todo es política! Sociedad y política van de la mano, justo cuando se comprende su significado. Política es el arte de hacer posible aquello que es necesario. Inicia en el individuo, en sus mismas entrañas y soberanía. Continúa en lo colectivo, en la necesidad de organizarnos para que las cuestiones comunes funcionen. La política nunca debe profesionalizarse industrializarse o mercantilizarse y, sin embargo, es exactamente lo que ha sucedido.

17.2 – Las herramientas son los instrumentos que se adoptan para facilitar la vitalidad del palpitar genuino del individuo que expresa su intimidad, mediante las convicciones actitudes y conductas que reflejan su el desempeño para la adecuada realización de las acciones suscritas a los proyectos campañas y eventos, de acuerdo a la armonía convivencial y el propósito del mundo saludable creativo pacífico y cooperativo. Nuestra naturaleza y razón de ser establecen como estructura básica los siguientes ejes: Escuelas Alternativas Solidarias, Asambleas Ciudadanas Libertarias, Juicio Popular Soberano, Agenda Ciudadana Municipal Transformadora (ACIMUT), Consejo de jóvenes, Consejo de sabios, Junta de gobierno municipal y Congreso extraordinario.

17.3 – El nombramiento del equipo gestor, así como los demás miembros y colaboradores que dan vida a cada herramienta que conforma la estructura del acimut comunal, son en base a su propio dictamen y proceso interno, garantizándose la independencia y autonomía que posibilita el empoderamiento individual, tanto como el sentir popular y colectivo de unidad, asegurando que los dones naturales y los talentos particulares se manifiestan abierta y generosamente para el bien común de los habitantes del territorio.

17.4 – El control de los resultados parte del autoexamen y la introspección que se origina en la confianza de los hombres y las mujeres en sí mismos y su potencialidad, de manera que la responsabilidad propia, es lo que distingue la excelencia humana y la presencia de la ética y la virtud en la actividad de los diferentes ejes que sostienen el desafío que protagoniza el acimut comunal en igualdad de oportunidades para todos. Sin embargo, todos los participantes se adhieren y suscriben a las pautas de organización y preceptos establecidos para el funcionamiento que se acuerdan y se practican voluntariamente desde la convicción.

17.5 – Existen dos complementos que son la Oficina administrativa y el Laboratorio de ideas, además de las Comisiones específicas que puedan ser requeridas por los concejales y diputados que han sido electos y realizan sus labores en la administración del Estado y sus instituciones. Desde la gestión publica, los grupos municipales y parlamentarios del ACIMUT desempeñan a lo largo de su legislatura distintos proyectos y campañas que serán sensibles de apoyo directo e información actualizada veraz y contrastada.

A) El Congreso Extraordinario es la denominación más elevada para consagrar al máximo órgano de representación democrática participativa del acimut comunal, evento que organizan la dirección de cada una de sus herramientas en el territorio. Durante las sesiones se establecen las líneas generales de los desafíos comunitarios del territorio a partir de las ponencias y el debate y la votación. El Congreso Extraordinario está integrado por el conjunto de todos los habitantes del territorio y se celebra cada cuatro años.

B) Las Asambleas Ciudadanas Libertarias se celebran a lo largo del año, según la convocatoria de cualquiera de los ejes que constituyen el acimut comunal. Vienen determinadas por sesiones de puertas abiertas y libre entrada para los habitantes del territorio y residentes extranjeros. Componen la mesa de tutela mediación y moderación, los promotores que presentan los temas a tratar. Cualquier hombre o mujer, independientemente de su edad, puede escuchar y debatir y exponer y proponer, ampliándose así la acción directa en el territorio.

C) Las Escuelas Alternativas Solidarias mantienen un actividad trepidante y constante, y, se encuentran allí donde hay un maestro experimentado y un alumno con ganas de aprender, partiendo de la premisa de que todos somos maestros y alumnos al mismo tiempo, y, que el saber y ampliar las propias enseñanzas, nos enriquecen como seres humanos. este principio es un avance considerable hacia la plenitud existencial. La comprensión del propio potencial, el autodescubrimiento desde la experiencia directa, el propósito vital y el proyecto existencial facilitan el desarrollo del acimut comunal.

D) El Juicio Popular Soberano es ocasional y excepcional. Sirve para felicitar y corregir, indistintamente, revisando las causas y los procesos para aprender y mejorar a partir de la lección del suceso. Se organiza espontáneamente cuando existe un escándalo fehaciente o asunto de gravedad general. Afectados y protagonistas se dan cita en un clima constructivo para la resolución. Se nombra al mediador que modera y se organiza en cada caso según la naturaleza del asunto a tratar. El protagonista se defiende por sí mismo, argumentando y presentando los motivos y el objeto de sus actos. Está sujeto al escrutinio público y al posible exilio, según el resultado de la sesión.

E) Los Consejos «de jóvenes» y el de «los sabios» se dan cada vez que una parte del colectivo convoca sesión y delibera, ya sea en una breve tertulia o una conversación en la playa la montaña o la residencia de ancianos. El desarrollo se focaliza en sus ámbitos y según sus necesidades prioridades y urgencias, de manera que ostentan una fuerza comunitaria vital para la evolución altruista, sobre todo cuando ambos consejos se complementan y aúnan esfuerzos.

F) La Agenda Ciudadana Municipal Transformadora (ACIMUT) dispone de Estatutos vinculados a las leyes vigentes y la Constitución española que están a disposición de los afiliados a la agrupación social que lidera la política vanguardista para humanizar la autoridad y recuperar la pureza de la democracia.

17.6 – En conclusión, Escuelas Alternativas Solidarias, Asambleas Ciudadanas Libertarias, Juicio Popular Soberano, Consejos «de jóvenes» y el de «los sabios» están integrados por una mesa de presidencia ocupada por los hombres y mujeres que promueven el evento y presentan una orden del día con los asuntos a tratar, reservando un tiempo prudencial para ruegos y preguntas al finalizar el encuentro. Los asistentes participantes actuarán libre y directamente, según su sentir y convicción particular, respetando el turno de palabra que otorga el moderador.

17.7 – Desde la mesa de presidencia se presenta y detalla las normas de participación y funcionamiento, de manera que se asegura la oportuna exposición de motivos y asuntos a debatir con el tiempo suficiente para quienes estimen conveniente pronunciarse y hacerse oír, pudiendo expresarse y plasmar sus inquietudes y solicitudes, quejas y propuestas, abiertamente, sin censura o coacción.

17.8 – Es la mesa presidencial quien asegura la deliberación que permita el contraste de opiniones y pareceres, dando posibilidad a los aludidos a responder y actuar en consecuencia. Por consiguiente, se establecen turnos de palabra que no excedan los cinco minutos (tantos turnos como se requieran), garantizando la alternancia y el sano equilibrio para la equidad, con énfasis en asegurar el respeto y la paz, el derecho al honor y la defensa de los justos y legítimos derechos fundamentales del individuo.

17.9 – Habrá pues debate y deliberación de los puntos a tratarse en las reuniones, con sus turnos de exposición para quienes lo soliciten, con espacios para la réplica y la contrarréplica, hasta que el moderador entienda que puede cerrarse el ciclo imparcial, señalando la conclusión y dejando constancia formal de su aprobación, recogiendo los datos e informaciones precisas de parte del secretario designado al inicio, para que la Oficina administrativa lo incorpore al archivo.

17.10 – En caso de necesitarse una votación, se realizará bajo la premisa de la mayoría requerida para la adopción de acuerdos, que, por regla general, será la mayoría simple de los presentes, sean éstos miembros de pleno derecho como habitantes del municipio o miembros participantes y colaboradores en los proyectos y campañas y eventos. Se procederá a la mano alzada (siempre que sea viable y factible) y, en determinados casos, mediante el desfile hasta la urna de votación con papeleta secreta, cuyo resultado se contabilizará en el momento, frente a la audiencia.

17.11 – Las competencias atribuidas serán establecidas en cada caso, de común acuerdo y unánimemente, iniciando con la enumeración de los desafíos, concretándose las causas, determinando las necesidades, y, estableciendo acciones y soluciones que se priorizan y desarrollan en función de los nombramientos y aceptaciones.

17.12 – En cualquiera de sus ámbitos, las actividades de sinergia y simbiosis van encaminadas en detectar fallas que dañan o perjudican, para rectificar acciones y situaciones, mediante proyectos campañas y eventos coordinados desde las diferentes comisiones y sus respectivos órganos de gestión y administración, diseñan las alternativas que se crean en el territorio, a partir de las interacciones entre los seres humanos que se unen y reúnen para hallar las afinidades y establecer las alianzas convenientes para garantizar el bien común.

17.13 – En síntesis: las herramientas mencionadas legitiman la finalidad del acimut comunal, centrados en la dignidad y libre albedrío que se armoniza con el sentir popular y la necesidad del territorio, configurando opciones y posibilidades y soluciones.

Articulo 18 Estructura de pluralidad y competencias

18.1 – El acimut comunal mantiene como herramienta funcional ejecutiva, clave y determinante, a la Junta de gobierno municipal, dirección que preside el coordinador responsable de la gestión y administración. Se trata de órgano legítimo que está integrado por todos los habitantes del territorio enmarcado en el mapa municipal. Se suscribe a los principios humanistas y la ley natural.

18.2 – El coordinador que lo dirige se asemeja a la imagen tradicional del alcalde o el presidente del gobierno de un país. Se trata de un intendente y su equipo de gestión pública, los cuales organizan las relaciones e interacciones de los seres humanos del lugar, en base a la armonía convivencial y el mundo saludable creativo pacífico y cooperativo.

18.3 – La Junta de gobierno municipal es el equipo técnico material y humano que gobierna en el territorio. El espacio en el cuál, a través del pueblo, se realiza la voluntad social y política para la autogestión y administración de los intereses de la comunidad. Desde el sitio es que se aglutinan las actividades para el desarrollo efectivo del acimut comunal. En dicho órgano se realizan diversos encuentros con los representantes institucionales (consistorio parlamento congreso y senado).

18.4 – El procedimiento para la elección de sus componentes, se realiza cada cuatro años, coincidiendo con el nombramiento de los candidatos para la campaña electoral del nuevo periodo legislativo (siendo únicamente los residentes quienes ejercen el voto). Son independientes y autónomos, pudiendo emprender toda clase de acciones suscritas al territorio municipal, con énfasis a su concreta coyuntura e idiosincrasia, siempre manteniendo la premisa de garantizar la dignidad y el libre albedrío a los habitantes.

18.5 – Son mínimos exigibles para cada Junta de gobierno municipal: el coordinador como máximo representante, el portavoz o relaciones públicas responsable de la comunicación efectiva y veraz, el tesorero (contable o auditor), el titular del área legal que hace de puente con las leyes vigentes y la Constitución, además del secretario que se ocupa de registrar las actas documentalmente, y, el grupo de vocales asesores y orientadores, que incluye a un representante de cada Escuela Alternativa Solidaria, a los miembros habituales en las Asambleas Ciudadanas Libertarias celebradas en su municipio, al último promotor del Juicio Popular Soberano celebrado en su municipio, a los representantes designados por cada Consejo (de jóvenes y de sabios). Es desde todo este grupo de activistas voluntarios que se establece la mesa presidencial para el Congreso Extraordinario.

18.6 – El régimen de las reuniones estará relacionado con el nivel de actividades a desarrollar y la cantidad de gestiones a desempeñarse. Serán responsabilidad Junta de gobierno municipal el establecimiento de los proyectos y las campañas de la zona territorial suscrita al margen estipulado por el «municipio». Sus atribuciones y competencias son todas aquellas que respetan los principios humanistas y la única ley de obligado cumplimiento: nunca, jamás, bajo ningún concepto y circunstancia, herir o lastimar, dañar o perjudicar a un ser humano.

18.7 – Importante: cada Junta de gobierno municipal podrá crear una Comisión específica. Dicha comisión constituye un sub-nivel exclusivo donde se aglutinan las acciones de seguimiento de un asunto concreto señalado por su «interés general». Será directamente el coordinador quien designa a sus puestos y miembros de entre los habitantes del territorio. Los cuales aceptan o declinan la invitación a integrarse en las labores operativas para protagonizar el desempeño de las actividades. Voluntariamente asumen la responsabilidad de la gestión y administración. Sus atribuciones y competencias serán todas aquellas relacionadas con el establecimiento de objetivos, planificación de recursos materiales y talento humano, definiendo planes de acción en el calendario con actos y gestos y eventos que respetan la naturaleza y finalidad del acimut comunal.

CAPÍTULO IV – PALABRAS FINALES

Artículo 19 Apéndice del fundador

El fundador del acimut comunal ha respondido a la situación actual mediante una herramienta versátil que comparte como solución. Se inspira en lo siguiente:

19.1 – Respeto a la soberanía individual que comprende las áreas comunes donde lo colectivo prevalece, de manera que la democracia participativa se convierte en mejor opción que el azar y, siendo esta manera la que corresponde, habilita una serie de ejes que estructuran la dinámica para garantizar los principios humanistas.

19.2 – La integración al acimut comunal nunca pasa por la obligación a la militancia de la agrupación social y política identificada como Agenda Ciudadana Municipal Transformadora (ACIMUT), dado que sus distintos ejes de organización y funcionamiento van más allá de las estipulaciones vigentes en las leyes del país. Pueden existir las actividades de los miembros que cubren puestos y colaboran, sin que sea requisito forzado la afiliación.

19.3 – El respeto a la dignidad y libre albedrío es sagrado. Los dones naturales y los talentos particulares de los hombres y las mujeres, jamás pueden ser violados o pisoteados, de manera que cada uno se vinculará y armonizará como elija hacerlo en aquellas áreas de carácter comunitario y colectivo, sin que se le pueda imponer un obligatoriedad forzada a base de amenaza o coacción u procedimiento coercitivo que mina o diezma su vibración vital.

19.4 – Asimismo, la consciencia de unidad es la que prevalece en los lugares comunes, siendo la practica generalizada del afecto y el respeto y la empatía lo que configura espontáneamente la fraternidad, de manera que surge la sinergia y fluye la simbiosis que consolida el apoyo mutuo y la ayuda recíproca que dan como resultado el bienestar generalizado y la alegría compartida. La libertad de expresión favorece que los atributos internos sean expuestos ampliamente en la comunidad sin que sean restringido o limitados o censurados.

19.5 – Se garantiza el respeto por la autonomía y autenticidad genuina de cada hombre y mujer, habilitados para exponer sus criterios y convicciones, actitudes y conductas, dirigidas a la conversación amena y agradable, la tertulia constructiva y viable, para el mejor debate y dictamen que se traduce en una resolución colectiva aprobada por unanimidad. Única manera de que las cosas se desarrollen sin altercados, dado que lo aprobado es resultado de la misma aportación, por consiguiente, deviene un gusto y un placer obrar en consecuencia.

19.6 – La concepción de Junta de gobierno municipal constituye el concepto de «comunidad naranja» que simboliza al los habitantes que se unen y reúnen para tratar aquellos temas que los afectan a todos a un nivel colectivo y comunitario, de manera que las cuestiones privadas y particulares, nunca son objeto de tratamiento. Hay un espacio vital reservado para que cada hombre y mujer ejerza su mejor juicio. Tan sólo las cuestiones relativas a todos se mencionan y se tratan en las Asambleas Ciudadanas Libertarias y se resuelven, de ser necesario abordar un conflicto grave o discrepancia escandalosa, durante la celebración del Juicio Popular Soberano.

19.7 – Se entiende como acimut comunal a los estamentos mencionados, así como al Consejo de jóvenes y el Consejo de sabios, además de las Escuelas Alternativas Solidarias y el ACIMIT (con sus Estatutos, los cuales detallan la manera de organización y funcionamiento y competencias, para el conjunto de actividades a desarrollarse). Se integran pues, las colectividades que componen los territorios del planeta.

19.8 – La unidad del acimut comunal descansa esencialmente en la dignidad y el libe albedrío de cada hombre y mujer, ya sea en su ámbito humanista, filosófico, intelectual, económico y espiritual. las distintas Hojas de Ruta de cada eje que configura el esquema ágil y flexible contribuye a la armonía convivencial y la consecución del mundo saludable y pacífico. Corresponde directamente al individuo el garantizar la comunicación eficaz y la confianza en sí mismo, tanto como en el proceso transformador y transgresor del sistema actual.

19.9 – El acimut comunal está por encima de las etiquetas clásicas del izquierda y derecha o socialismo y comunismo y demás condicionantes habituales. Las tareas generales que se abordan y se tratan carecen de color ideológico o político, dado que únicamente nos centramos en aquellos asuntos y temas que son estrictamente relevantes y determinantes, enfocados solamente en la necesidad y la simplificación de las cosas.

19.10 – En su conjunto, el acimut comunal, desde las Escuelas Alternativas Solidarias y las Asambleas Ciudadanas Libertarias y el Juicio Popular Soberano, así como el Consejo de jóvenes y el Consejo de sabios, además de la Junta de gobierno municipal y el Comité de organización de la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora (ACIMUT) instauran de manera cohesionada los siguientes fines:

A) Defensa de los niños y los ancianos, preferentemente, siendo la dignidad del ser humano y su libre albedrío un tesoro sin discusión, de manera que se priorizan los dones naturales y los talentos particulares, quedando en su segundo nivel todas aquellas definiciones o referencias a los «derechos humanos» y las «libertades civiles» dado que nos regimos por la ley natural.

B) Protección permanente de la autenticidad y autonomía de la esencia genuina inalienable del ser humano, permitiendo que la potencialidad y totalidad del individuo soberano se exprese completamente, legitimada por la ley natural, constituyendo el hombre y la mujer un ente indivisible que actúa a plenitud de facultades cuando su energía innata es capaz de vibrar.

C) Ejercicio de una acción directa para la innovación social que se impulsa para el desarrollo y la mejora que se concretan en la Bitácora que conforman los proyectos y campañas y eventos que se concretan en las distintas Hojas de Ruta. Acciones que se elaboran desde el debate interno y la participación e intervención de la población.

D) El propósito está en el contacto constante con los habitantes del territorio, y, en la medida de sus posibilidades y compromisos, se ocupan los miembros y colaboradores en las tareas para analizar y examinar la vida cotidiana sensible de ser corregida o rectificada para garantizar un mayor resultado y la mejora del sentir popular.

E) El acimut comunal atiende las inquietudes y sugerencias y solicitudes expresas, elaborando informes y asimilando las preocupaciones que se convierten en conclusiones y soluciones. De manera que la dinámica parte de la necesidad real y nunca de los caprichos de unas personas en posiciones de poder. La información privilegiada deviene el sentir y el palpitar de los seres humanos del lugar, quienes marcan las cuestiones a tramitar.

F) Se propugnan los principios humanistas como punto de partida, y, se consolidan las dinámicas creativas que causan un efecto practico de utilidad y servicio a la comunidad. Garantizándose la convivencia plural y enriquecedora en igualdad de oportunidades para todos los residentes del lugar, amparada por los Estatutos que aseguran su desempeño.

G) El acimut comunal y los seres humanos adscritos al sentir y el palpitar de la sociedad que se mejora a sí misma desde la base, a partir del ciudadano que se legitima a sí mismo, desde la soberanía individual, voluntariamente, asumen la gestión pública y privada, desde la ética y la virtud, descartando cualquier signo de corrupción y toda opción para la negligencia y falsedad documental o testimonial durante declaraciones y entrevistas. La excelencia humana da comienzo en la armonía entre el sentir y el pensar, el decir y el hacer, lo escrito y le reflejado a través de cualquier dispositivo electrónico.

H) Unos y otros nos desempeñamos con agrado porque decidimos hacerlo, decidimos comprometernos y asumimos el desafío de una aventura que requiere honestidad y valentía, confianza en uno mismo, tanto como en la comunidad con la que nos relacionamos. Prestamos el servicio desde una vocación por contribuir a mejorar la vida del mundo que habitamos. Desde la austeridad y la transparencia, la estabilidad particular y la imparcialidad, la propia vigilancia y el autoexamen que facilita la introspección continuada.

Artículo 20 Disposición última

Esta Acta de Constitución y redacción de los Estatutos entra en vigor el mismo instante de su publicación, independientemente de la tramitación del contenido oficial registrado en el Ministerio del Interior del Estado de España (Península Ibérica).

by Aldo

Fundador del acimut comunal. Coordinador de la agenda ciudadana municipal transformadora. Interlocutor para la divulgación de los principios humanistas y la ley natural. Armonía con la innovación social que garantiza la dignidad y libertad de los ciudadanos, así como la ética y la virtud suscrita en la gestión pública desde la administración local del territorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Hagamos de nuestra comunidad un lugar mejorcontacto@acimutcomunal.info

Municipales 2023 - España
Envía carta de motivación
De entre los habitantes
Memoria para elecciones

Tu opinión importa, todos somos de valor.