(+34) 692 681 063 -próximamente-
Oficinas:Madrid-Barcelona-Valencia-Sevilla-Gipuzkoa-Tenerife
contacto@acimutcomunal.info

comunidades naranja

12 de agosto de 20220

Toda comunidad naranja es la antesala del acimut comunal y consta de los siguientes ejes de organización para su funcionamiento: Escuelas Alternativas Solidarias, Asambleas Ciudadanas Libertarias, Juicios Populares Soberanos, y, el ACIMUT como la correa de transmisión que legitima la armonía convivencial en el territorio, asegurando que se cumplen las necesidades de la población.

Somos células autónomas que no guardan una organización vertical o jerárquica. Desde la independencia y el desmarcarnos de la uniformidad, logramos una serie de procedimientos ágiles y flexibles para la dignidad de los seres humanos. Una autonomía del lugar que se pronuncia a través del libre albedrío individual que se expande en la administración local.

La unión y reunión de las comunidades naranja alrededor del ACIMUT sirve para aunar esfuerzos en la defensa, protegiéndonos con el «paraguas jurídico» que se establece en el ayuntamiento municipal con la política vanguardista para la humanización de la autoridad. La democracia pura como diálogo para el consenso y la unanimidad.

 

Preguntas frecuentes: CÓMO EMPEZAR UNA COMUNIDAD NARANJA

Seguramente hay otros hombres y mujeres que al mismo tiempo están como tú en este proceso de autodescubrimiento. Probablemente no eres el único inmerso en esta actividad, por lo que la manera de garantizar el equilibrio y evitar la duplicidad, creándose varios grupos en el mismo territorio, se aclara en la red social de la plataforma. Ahí se reflejan las comunidades activas.

Al margen de si hay una o no la hay, tú puedes impulsar iniciativas para que tu inquietud esté presente en la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora.

PASO 1: Inscripción por email: comunidadnaranja@acimutcomunal.info (https://acimutcomunal.info/). La plataforma registra los datos de sus precursores, detallándose a los interlocutores responsables de las diferentes secciones que se crean en el territorio municipal. Se deben señalar los proyectos y las campañas en las que se hacen énfasis, así como algún tema relevante o asunto prioritario del lugar.

PASO 2: La red comunitaria habilita «el grupo» donde todos los habitantes del territorio pueden interactuar y enviarse mensajes privados unos a otros, y, su actividad, es pública para cualquier miembro del ACIMUT. A partir de este momento se da vida a las Escuelas Alternativas Solidarias e inician actividades las Asambleas Ciudadanas Libertarias.

PASO 3: Los correos electrónicos, pero sobre todo, los datos particulares de los integrantes participantes del acimut comunal están recogidos en la base de datos que sirve para recibir las cuestiones de índole general, los temas y asuntos que se coordinan para lograr la unión y reunión de la fuerza suficiente para modificar las cosas que fallan en el Sistema. No se trata de información privilegiada para unos pocos exclusivos. Se trata de identificar a quienes más tiempo y ganas tienen de ser operativos y, por su disposición, es que reciben mayor información. Respetamos el nivel de cada uno y no inundamos con información que no se desea o no se ha solicitado. Es una elección que toma cada participante. Su grado de implicación y responsabilidad, es una decisión particular.

Cada comunidad naranja, confecciona su propio directorio local de datos. Los hombres y mujeres que conforman la dinámica en el territorio, no tienen porque estar forzosamente inscritas en la red social acimut. Basta con que el grupo exista y los administradores se coordinen con los aspectos generales del movimiento de innovación social.

Para evitar discrepancias y malentendidos, cada comunidad naranja dispone de un correo electrónico que se crea automáticamente cuando más de un ciudadano están dando vida a una comunidad naranja, de manera que, en el caso de que surjan conflictos o situaciones incómodas en el territorio, este correo, gestionado solamente por la junta que administra ACIMUT, tendrá conocimiento de las irregularidades y propondrá una solución inmediata. No obstante, la presencia de otros coordinadores en la Asamblea Ciudadana y, sobre todo, el portavoz de la comunidad naranja en el ayuntamiento, son los filtros adecuados. Ellos y ellas son los indicados para mediar en el asunto o tema. Están más capacitados para suavizar posiciones y limar asperezas porque conocen perfectamente a las partes implicadas. Así se actúa desde la base, evitando imponer una autoridad desde la cúpula. Cada comunidad naranja es independiente y consigue la armonía desde el diálogo sensato, el afecto y el respeto, con la responsabilidad del amor y la verdad que dignifica a los seres humanos que no se dejan atrapar por una estructura autoritaria que impone un criterio cerrado y sin discusión. Cada comunidad naranja tiene el desafío de tutelar los principios humanistas para alcanzar los acuerdos solidarios que garantizan la armonía convivencial.  

La creación del grupo en la red social y, su correspondiente email en la plataforma, es lo que otorga la «luz verde» a una comunidad naranja que dispone de los datos para ser funcional.

Hay que promover el contacto humano y la relación, para que existan las iniciativas colectivas y las actividades en las escuelas alternativas solidarias y la asamblea ciudadana libertaria.

Cualquiera que por la razón que sea se sienta excluido o que no le resuenan las acciones que se desempeñan en la comunidad naranja, basta con dejar de asistir a reuniones y encuentros. Puedes entrar y salir tantas veces como sientas que debes hacerlo. Este tipo de sentir la vida y participar de la existencia humana, es algo que inicialmente puede chocarte, pero es una alternativa viable ante el Sistema que está tejiendo la dictadura digital.

Participa «si te nace» hacerlo. Haz solamente aquellas acciones con las que te sientas bien. Pero sobre todo, indaga, experimenta, descubre, asimila. Cuanto estamos proponiendo, jamás se había hecho antes, por lo que es vital que tengas curiosidad y espíritu de aventura. Nada gana, quien nada arriesga. Abandona si quieres la comunidad naranja, pero por favor, no te abandones a ti mismo. No te resignes a perecer entre la maquinaria de un sistema que arrolla las almas humanas.

¿Qué sucede a continuación?…

Cuando has decidido crear la COMUNIDAD NARANJA, significa que has elegido dejar atrás la vida miserable del Sistema que ahoga la vibración de la energía ciudadana.

Aunque te sientas solo al principio, todo se transforma al contactar y relacionarte con los demás miembros, ya sea en una tertulia de café o un paseo por la playa o la montaña. Visitando un taller en la Escuela Alternativa o asistiendo a una sesión en el Asamblea Ciudadana. El punto es unirse y reunirse. Citarse y descubrirnos unos a otros completamente. En cada encuentro hay una oportunidad para el enriquecimiento. Detecta afinidades, comprueba que estamos en la misma visión: armonía convivencial, construir juntos un mundo altruista y solidario, actuando con la creatividad y nuestra mejor versión. ¿Quién puede estar en contra de tales premisas?    

by Aldo

Fundador del acimut comunal. Coordinador de la agenda ciudadana municipal transformadora. Interlocutor para la divulgación de los principios humanistas y la ley natural. Armonía con la innovación social que garantiza la dignidad y libertad de los ciudadanos, así como la ética y la virtud suscrita en la gestión pública desde la administración local del territorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Hagamos de nuestra comunidad un lugar mejorcontacto@acimutcomunal.info

Municipales 2023 - España
Envía carta de motivación
De entre los habitantes
Memoria para elecciones

Tu opinión importa, todos somos de valor.