(+34) 692 681 063 -próximamente-
Oficinas:Madrid-Barcelona-Valencia-Sevilla-Gipuzkoa-Tenerife
contacto@acimutcomunal.info

Manifiesto «Sabemos»

12 de agosto de 20220

Manifiesto «Sabemos»

Sabemos… que los seres humanos vivimos cobijados en un cuerpo físico que acoge la energía de nuestras almas capaces de vibrar en sociedad.

Sabemos... que los dones naturales y los talentos particulares de cada ser humano nunca son propiedad de ningún gobierno u organismo internacional o corporación industrial.

Sabemos… que nuestra potencialidad es suficiente para guiar el trayecto de nuestras vidas y el destino de la especie humana, sin la intervención forzada de un Sistema.

Sabemos… que se logra levantar una alternativa al modelo de civilización obligada desde la consciencia de los atributos individuales y la activación del alma ciudadana.

Sabemos… la urgencia de un mundo más pacífico y saludable donde la autoridad y el abuso de poder sean sustituidos por la consciencia de unidad y la fraternidad.

Sabemos… la necesidad imperiosa de un mundo donde la codicia y la tiranía gubernamental sean sustituidos por el bien común y la alegría compartida.

Sabemos… que la comunidad naranja es un concepto que salva de la sociedad enferma de egoísmo y miedo proclamado desde los altavoces mediáticos de narrativa oficial.

Sabemos… que la agenda ciudadana es un itinerario para la armonía en el planeta que habla de responsabilidad individual y compromiso formal con la vida y la Tierra.

Sabemos… que la sociedad que se mejora a sí misma es posible desde la esencia humana del ciudadano que honesta y valientemente comparte sus tesoros con los demás.

Sabemos… que los puntos en común que anhelamos, nos facilitan el aunar esfuerzos, convertidos en los forajidos del sistema que arrolla las almas humanas.

Sabemos… que al priorizar nuestras metas y mantener el ritmo de la danza vital que resuena en las otras almas sensibles, favorece el afecto y el respeto mutuo.

Sabemos… que nuestras actitudes y conductas reflejan los principios y las convicciones que logran mantener el fluir de la responsabilidad de nuestra existencia humana.

Sabemos… que la cooperación es sencilla cuando el amor y la generosidad, así como el entusiasmo y la perseverancia, son los pilares de nuestra disciplina diaria.

Sabemos… que jamás se trata de una acción violenta, el acto que desafía al sistema actual fundamentando en la defensa propia, para la protección de nuestras vidas.

Sabemos… que organizarnos desde la base y hacia arriba, en vez de mantener una estructura piramidal de abuso constante, favorece la paz y la tranquilidad.

Sabemos… que descartados los excesos del temperamento materialista y la adicción a la tecnología, se liberan los ambientes y un tiempo valioso que aprovechar.

Sabemos… que el sufrimiento es únicamente para aquellos ciudadanos que nada hacen para remediar sus vidas miserables, a manos de una autoridad que los estrangula.

Sabemos… que cuando los seres humanos nos mantenemos juntos, en vez de separados en múltiples facciones de posiciones confrontadas, el diálogo es posible y productivo.

Sabemos… que al mantener la iniciativa constructiva y unas conversaciones de calidad, sin extraviarnos en criticar a quienes no están presentes, la actividad resulta verdad.

Sabemos… que nuestra existencia puede ser mucho más plena y satisfactoria que las propuestas de los gobiernos y del régimen central de organización mundial.

Sabemos… que reverenciar a todos los seres vivos del planeta, salva los ecosistemas y favorece la recuperación de los territorios, además de socorrer a la Tierra.

Sabemos… que las nuevas aldeas que se constituyen en medio de la Naturaleza, están sincronizadas por la evolución altruista, desconectada de la Inteligencia Artificial.

Sabemos… que vibrar en sociedad es mejor que enredarse en los pensamientos de la mente o las emociones del corazón, dado que la totalidad del ser humano nos empodera.

Sabemos… que los niños y los adolescentes son el tesoro de la especie humana que requiere auxilio de la tormenta que se avecina durante la presente década.

Sabemos… que los adultos están siendo programados y reprogramados continuamente desde sus puestos laborales y todas las actividades culturales y deportivas.

Sabemos… que los ciudadanos mantienen la capacidad para realizar actos extraordinarios cuando se abrazan por dentro y se concilian con sus cualidades genuinas.

Sabemos… que la innovación social que mantiene diferentes canales de acción abiertos y en movimiento, está avanzando en favor del conjunto de nuestra especie.

Sabemos… que el chantaje a los mandos intermedios se está agudizando en los últimos meses, para consolidar un mayor número de eventos contra la población mundial.

Sabemos… que la opción de los seres humanos creciendo juntos en una interminable cadena de favores, está proporcionando discretos frutos abundantes.

Sabemos… que la dinámica de la espiritualidad creativa que se enfoca en hábitos prácticos de inequívocas mejoras permanentes, es una oportunidad que se agranda.

Sabemos… que la vibración de hombres y mujeres expresándose con autenticidad y responsable compromiso, transmiten un estímulo que seduce a los indecisos.

Sabemos… que desvincularnos de las máquinas y centrarnos en nuestra humanidad, enfocados en la vida natural sin artificios, es un proceder genial y maravilloso.

Sabemos… que legitima al ser humano su virtud, así como los gestos que plasma en su comunidad, como la huella imborrable de su presencia en la vida.

Sabemos… que la autonomía que liga el alma al cuerpo es innata e intrínseca y, por lo tanto, del todo intransferible a una institución o dispositivo tecnológico.

Sabemos… que aprender a existir desde nuestra faceta humana es sentir el latir de la vida en nuestras entrañas, gozando así de nuestra estancia en la Tierra.

Sabemos… que hay una realidad convivencial basada en la simbiosis de las almas, que determina la sinergia vital del acontecer que reclama nuestra época.

Sabemos… que la vida del planeta Tierra se acomodará a cualquier circunstancia, sin tener en cuenta a nuestra especie, a los minerales y los vegetales y al resto de animales.

Sabemos… que cada individuo puede considerarse digno y libre si respira lenta y profundamente, mientras acaricia la energía que deviene voluntad consciente.

Sabemos… que los hombres y las mujeres que han tomado consciencia, no siguen cruzados de brazos, viendo como se desmorona el mundo que conocíamos.

Sabemos… que cada vez más ciudadanos van de la pasividad y el conformismo, a la aventura de los desafíos que reclaman los tiempos de hoy.

Sabemos… que ellos y ellas emprenden actividades que no dañan o perjudican a los demás, y, curiosamente, esta agradable sorpresa desconcierta al Sistema.

Sabemos… que el presente, comprendido como regalo, contribuye a elaborar una nueva manera de caminar con un compás melódico muy diferente.

Sabemos… que desde la sinceridad y el coraje, es más simple la comunicación y el diálogo que se basa en el cariño y la consideración del otro, impulsando empatía.

Sabemos… que la sociedad mejora cuando el alma aflora y se despliegan los tesoros de cada ciudadano, para el engrandeciendo de toda la especie.

Sabemos… que la ventaja de enfocarnos en la energía que vibra, conecta las almas que arrinconan al ego y la mente y se expanden a plenitud de facultades.

Sabemos… que hay beneficios irrefutables si, por pequeña que sea, nuestra actividad se enciende en el barrio y la empresa, entre los nuevos amigos de la ciudad.

Sabemos… que cada uno de nosotros somos co-creadores de la realidad que se establece por encima del holograma de la matrix del Sistema.

Sabemos… que lo sencillo simplifica el devenir cotidiano y, establecer prioridades en cada propósito, asegura que los planes sean adecuados y más precisos.

Sabemos… que son apropiadas y preciosas, las pautas que elegimos gestionar como estandarte que nos identifica como miembros de la sociedad que se mejora a sí misma.

Sabemos… que confiar en nuestra totalidad y el abanico de posibilidades que son ciertas y pueden ser fabulosas, se convierte en un gigantesco logro.

Sabemos… que encontrar los mecanismos y los métodos para canalizar toda la sabiduría de la fuente universal, debe realizarse al margen del Sistema actual.

Sabemos… que la mutación que hemos conseguido en nuestra intimidad, es exactamente la excelencia que nos encantará observar en la comunidad.

Sabemos… que los resultados de la meditación y el ejercicio, además del escribir a mano el propio sentir, son costumbres que oxigenan el alma humana.

Sabemos… que cultivar nuestra pequeña porción de terreno es mantener la conversación con la madre Tierra y los alimentos que fortalecen al cuerpo.

Sabemos… que contribuimos con nuestro protagonismo a definir el marco convivencial de las nuevas generaciones en la Tierra entendida como madre y hermana.

Sabemos… que nos corresponde realizar acciones concretas y de valor social, antes que permitir que el embrutecimiento de nuestra especie ya no tenga vuelta atrás.

Sabemos… que nuestra alma es propia e intransferible y, por consiguiente, jamás propiedad de ningún gobierno o estado o multinacional.

Sabemos… que los seres humanos que se alejan del transhumanismo, conservan su condición natural intacta, así como la consciencia de la verdad del amor que libera lo más hermoso y valioso de nuestra especie.

by Aldo

Fundador del acimut comunal. Coordinador de la agenda ciudadana municipal transformadora. Interlocutor para la divulgación de los principios humanistas y la ley natural. Armonía con la innovación social que garantiza la dignidad y libertad de los ciudadanos, así como la ética y la virtud suscrita en la gestión pública desde la administración local del territorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Hagamos de nuestra comunidad un lugar mejorcontacto@acimutcomunal.info

Municipales 2023 - España
Envía carta de motivación
De entre los habitantes
Memoria para elecciones

Tu opinión importa, todos somos de valor.